“TENGO EL COMPROMISO DE CONTRIBUIR A LA MEJORA DE LAS CONDICIONES DE VIDA DE LAS MUJERES RURALES CON MI DESEMPEÑO PROFESIONAL”

0
303

Por Mónica Pulido Martín

Si tuviera que elegir un recuerdo, me quedaría con las manos suaves de mi abuela apretando la leche cuajada para hacer queso tierno o su mano gordita empuñando la muleta al plantar el millo. Los recuerdos más potentes de mi infancia están ligados a ella, una mujer de campo, una mujer importante. La huella de mi abuela, como la de muchas mujeres rurales, es infinita porque en sus manos se escondían todos los secretos de la vida.

Ser invitada a participar en este número de ‘Más Nosotras’ es para mí un honor, por compartir páginas con mujeres que tienen tanto que decir. Yo tal vez no tenga mucho que contar, pero sí tengo el compromiso de contribuir a la mejora de las condiciones de vida de las mujeres rurales con mi desempeño profesional.

Soy trabajadora social, antropóloga y posgrado en cooperación internacional para el desarrollo; desde hace siete años, trabajo de manera autónoma como consultora independiente para la puesta en marcha de iniciativas orientadas a promover la igualdad, así como a luchar contra la violencia de género; y las veredas de este camino me han llevado a adquirir un fuerte compromiso con la realidad de las mujeres del medio rural, a las que la discriminación por razón de sexo afecta de una manera muy particular y muy raramente comprendida por las mujeres (y hombres) del medio urbano.

Las sutiles formas en que se da la violencia y otras formas de discriminación en el medio rural, la telaraña de poderes e influencias con la que se sostiene el control de las mujeres en el campo, siguen siendo un obstáculo para la igualdad real y efectiva de las mujeres rurales. Y ahí está mi empeño profesional: en desvelar estas redes de control y desmontarlas. 

Desde el inicio de mi carrera como profesional independiente, colaboro con instituciones públicas y privadas para el desarrollo de iniciativas centradas en la igualdad, como el Cabildo de Gran Canaria, Ayuntamiento de la Villa de Moya, Firgas y La Aldea de San Nicolás, o empresas como Utinsa-Salcai (Global) o COAG-Canarias, con las que he colaborado en la elaboración de Planes de Igualdad (de incidencia municipal o empresarial), la docencia especializada o el desarrollo de proyectos innovadores como EducoSurca, Villa de Moya. 

El objetivo es siempre el mismo: contribuir a la mejora de las condiciones de vida de las mujeres, lo que implica numerosas tareas: promover la visibilización de las múltiples discriminaciones a las que se enfrenta, poner en valor su inestimable colaboración a las comunidades que habitan, impulsar los cambios precisos para eliminar los obstáculos y favorecer aquellos elementos que puedan promover su autonomía e independencia o al desarrollo de sus capacidades. 

Mi trabajo en la práctica consiste en idear propuestas que generen un cambio real en las condiciones de vida de las personas, para lo que hace falta dedicación, compromiso y buenas compañeras de viaje. En el Cabildo de Gran Canaria, Moya, Firgas o La Aldea de San Nicolás, instituciones o municipios con los que he trabajado o trabajo en la actualidad, he encontrado compañeras con las que he aprendido que las mujeres son imprescindibles en el medio rural y que, en la práctica, están diseñando el futuro de nuestra isla con su trabajo y propuestas de acción. 

Soy consciente de las dificultades a las que se enfrentan las mujeres rurales en su día a día en ámbitos como el empleo, la conciliación, la inmensa carga que suponen los cuidados, tan consciente como soy de lo importante que es su papel para el desarrollo del medio rural y para la sostenibilidad de la vida en el campo. Gracias a todas las que me han permitido aprender de su ejemplo y su conocimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here