“SOY UNA MUJER QUE TRANSITÓ POR EL MALTRATO, LA DESVALORIZACIÓN Y LA FALTA DE ESPERANZA, PERO REDESCUBRÍ MI FORTALEZA”

0
283

Por Ethel Bartrán

Soy Ethel, fotógrafa y amante de la vida misma. Una vida que marcaron mi abuela y mi madre, porque cuando pienso en energía, lucha, perseverancia, enseñanzas y consejos… ahí están ellas.

En mi fotografía fusioné ese sentir, con la libertad, sensualidad y elegancia que en mí refleja la esencia de mujer.

Soy hija, madre, abuela, pero sobre todo soy mujer.

Etapas que muestran mi sentir y que, a través de mis imágenes, deseo compartir sentimientos, emociones y la sensibilidad de los instantes que vivo cada vez que mi ojo capta la esencia del momento.

Vengo de un país muy chiquitito, Uruguay 🇺🇾… charrúas para nosotros, soy hija y nieta de catalanes y madre uruguaya.

Agradezco enormemente a las islas su gran recibimiento, en 2001, porque desde el primer día me sentí “canaria”.

Puedo decir que soy una mujer que transitó por el maltrato, la desvalorización y la falta de esperanza, pero redescubrí mi fortaleza ante una emigración que marcó un antes y un después no solo en mí, sino también en mis tres hijos.



Siempre trabajé en el sector del lujo, hasta que en 2015, di un giro radical en mi vida y decidí dejar de ser espectadora y participar en esta película llamada vida. Salí de mi estado de confort en busca de un sueño: ser fotógrafa.


Mis tres hijos ya habían volado del nido y empezaban a llegar mis nietos. Hoy ya disfruto de un máster de abuela, jajaja, pues ya tengo 4 maravillosos nietos.

Aposté por un sueño y tengo la fortuna de vivir de él.
No fue fácil, pero mi perseverancia, constancia y amor por la fotografía venció cada dificultad.
Me inicié en 2015, cursando hasta tres formaciones a la vez en diferentes municipios, y aún hoy sigo realizando diferentes cursos. La vida es eso: aprender, crecer, y avanzar.
Durante dos años, y con mis 45 años, me volví una estudiante más, hasta que en 2017 con mucha ilusión creé mi propia empresa “Ethel Bartrán Fotografías”.
Solo puedo resumir que me siento muy orgullosa y a la vez afortunada del paso que di a pesar de los mil y un consejos de que no lo hiciera.

En esta trayectoria, he disfrutado de magníficos rincones de las islas, no solo descubriendo sus paisajes o historias, sino gente maravillosa que ha pasado por mi sensitivo ¡CLICK!

En pocos años, he realizado 13 exposiciones, siendo la más mimada y valorada por mí: VIGILIA AL OCÉANO. Un proyecto que me llevó dos años, recogiendo información, asistiendo a foros e inclusive siendo arropada por el proyecto Microtrofic (micro plásticos). La exposición se basa en la  contaminación marina para concienciar a niños y mayores respecto a esta triste realidad.


Recorrí playas que desafortunadamente me mostraban lo que muchos aún no ven. Participé y participo en recogidas de basuras en la costa, uniéndome  también a la ONG Canarias Libre de Plásticos.

Puedo decir que, en estos últimos años, me he alimentado de historias, cultura, paisajes y personas que me han hecho disfrutar con los 5 sentidos de esta vida.

Y mi afán por crecer me llevó a BNI, (una organización mundial de networking y referencias de negocio) y, actualmente, soy la presidenta de BNI TRIUNFO, lo que ha  conllevado y me ha regalado un crecimiento personal y profesional que ha sido el mejor premio recibido, además  de amistad, compañerismo y un trabajo en equipo que indiscutiblemente debo agradecer.

Solo para despedirme, en estas fechas hago un alto, y les propongo un brindis  “SALUD”, por nuestros defectos, que no son muchos, y por nuestras virtudes, ¡que no son pocas!



Les invito a visitar mis redes, para que puedan observar mi mirar a través de un objetivo cargado de experiencias y vivencias:

Instagran:  @ethel_bartran
www.ethelbartran.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here