“Solo sobrevive aquello que alimentas; aprovecha la oportunidad de convertirte en la persona que mereces ser”

0
986

Por Dácil Almeida (Gran Canaria)

Cuando me preguntan acerca de lo que hago, siempre me cuesta explicarlo sin hablar de quién soy, porque, en resumidas cuentas, lo que hago y lo que doy a las personas que me confían sus objetivos, soy yo: Dácil Almieda.

Nací en Las Palmas de Gran Canaria hace 36 años. Desde muy pequeña, mis padres se dieron cuenta de que era una niña “muy movida y despierta”, a la que le encantaba la naturaleza, la actividad física, aprender el arte de disfrutar haciendo mientras cacharreaba e  impregnaba de sabiduría en la cocina con mi madre y mis abuelas, escuchar y entablar conversación con cualquier persona, muy creativa y que prefería aprender leyendo cualquier libro a ver la TV.  

En esos añosaprendí a canalizar mi energía, el valor de la constancia, la responsabilidad y el esfuerzo en la pista de atletismo de la Ciudad Deportiva de Gran Canaria. 

Llegado el fin de la adolescencia, durante las jornadas de orientación profesional del instituto, un profesor me preguntó qué era lo que más me gustaba y le contesté: “ayudar a las personas y también me llaman la atención las empresas”. Él me habló de mis habilidades interpersonales, mencionó que era buena trazando estrategias y me dio un folleto de la Diplomatura en Relaciones Laborales. Así conocí el sector en el que me dediqué a mejorar y desarrollar, durante aproximadamente 16 años, los Recursos Humanos.

Mi formación (Dip. en Relaciones Laborales, Lic. en Ciencias del Trabajo, Masters en: Dirección de Empresas y RRHH, Desarrollo del Talento Humano, Prevención de Riesgos Laborales, CAP, Coaching, especialista en Programación Neurolingüística…) y experiencia multidisciplinar en el sector de RRHH, me permitió convertirme en una profesional polivalente y con visión 360. A lo largo de mi trayectoria, presté mis servicios como asesora laboral a cadenas hoteleras, técnico en ETT, manager/formador en habilidades y competencias  en empresas y Cámaras de Comercio, consultora, docente de certificado de profesionalidad en RRHH y responsable de departamento. Tuve también la oportunidad de participar en diferentes eventos relacionados con el emprendimiento en Canarias.

Todo ese bagaje profesional me enriqueció laboralmente y me hizo crecer como ser humano, potenciando y desarrollando las cualidades que se daban en mí. Afronté cada nuevo paso como un desafío y una posibilidad más de llevar la realidad que observaba a mi terreno para promover el cambio que necesitaban las organizaciones desde mi trabajo directo con las personas.

Fotogra Yeray Abadín

Mientras mi vida, durante la jornada laboral, se desarrollaba en una oficina; fuera de ella me esperaba la gasolina de mis días, mi otra pasión: el deporte. Y es que, por muy duro o estresante que fuera mi día a día, siempre encontraba la manera de invertir tiempo, dedicación y ganas para lo que era y es fundamental en mi equilibrio y bienestar: entrenar.

En 2015, llegué a Crossfit, un deporte exigente y, aunque apto para todas las personas, totalmente desconocido para una corredora. Mi ímpetu y cabezonería hicieron que rompiera el cascarón deportivo, viviendo momentos tan gratificantes como ser la primera canaria en cruzar la meta de la Transgrancanaria Starter (32 km) en 2017.

Fotografía Oliver Hernández

En el ánimo por mejorar y ser capaz de gestionar mis entrenamientos y nutrición, decidí formarme como especialista en nutrición deportiva y alto rendimiento, entrenadora personal e instructora de yoga.

Gracias a mi interés por compartirme con los demás, ofrecer a otros el fruto de años de experiencia, conocimientos, estudios y de mis ganas de hacer mejor el mundo en el que vivo, aproveché las redes sociales (Instagram: @dacilalmeidag y @dacilcocina) para mostrar mi forma de vida, mis entrenamientos; cómo, qué y por qué comía lo que comía, mi relación y compromiso con la naturaleza, etc. 

Eran muchos los seguidores que me preguntaban si podía asesorarles, impartir talleres, me animaban a escribir un libro o si podía ser su entrenadora… y a todos les tenía que decir que no por falta de tiempo. Siendo sincera, una espinita se me clavaba  y una llama me decía: ¿y si?… Hasta que en marzo de 2020, debido a la pandemia por COVID-19, nos confinan y, en abril, la empresa para la que trabajaba presentó un ERTE en el que fui incluida. 

Tengo mucho más tiempo disponible, empiezo a orientar a compañeros de box y a algunos seguidores. Uno de ellos, Rafael Saíz, copropietario de Titans Box (Madrid), me pidió ayuda y tracé una estrategia con la que pronto empezó a obtener resultados que nunca antes había logrado. Me di cuenta de que, con todo el conocimiento, descubrimientos, aprendizajes y experiencia acumulados, había creado un método propio que era capaz de convertir (en un corto periodo de tiempo) a cualquier persona en un ser humano más funcional, con hábitos más saludables, mejor rendimiento diario y deportivo, mejor descanso, más energía, motivación, foco y autoestima, y que, con una buena estrategia, era perfectamente adaptable a los objetivos de cada persona. Fruto de la confianza y el compromiso mutuo, comencé a asesorar también a los atletas de Titans Box. 

Así, casi sin darme cuenta, me adapté a la nueva situación y cambié mi rumbo profesional. Desde entonces, me desempeño como orientadora nutricional online, entrenadora personal y de grupos reducidos al aire libre.

¿Cómo me he atrevido a dejar una carrera de 16 años? Reconozco que es complicado y que asusta, pero para poder lograr la armonía, que forma parte del brillibrilli y energía que me caracteriza, aprendí a aprovechar todas las circunstancias que me pasan a mi favor, a focalizarme en lo que verdaderamente es importante, a ponerme por delante, respetarme y quererme, porque solo así se puede conseguir una vida plena. Por muy duro que sea el camino, jamás se debe perder la sonrisa y seguir dando candela.

Hoy colaboro con deportistas como Aday Santana, jugador profesional de pádel, y me siento orgullosa de poder ayudar, además, a personas extraordinarias que depositan en mí sus objetivos. Sigo trabajando en nuevos proyectos, que espero y deseo que salgan bien, como el libro: “Ser Humano funcional”, que ahora mismo estoy editando y que pretende ser una guía para todas aquellas personas que quieren mejorar sus hábitos de vida, ser más humanos y funcionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here