“PENSAR QUE EL ÚNICO CAMBIO QUE SE PRODUCE CON EL EMBARAZO ES FÍSICO, ESTÁ BASTANTE ALEJADO DE LA REALIDAD”

0
289

Por Carolina Cerro Rodríguez (Gáldar)

Carolina Cerro, mujer, madre, emprendedora social, doula y activista maternal. Fundadora de la Asociación Maternal Espacio Vida, cuesta definirla en una palabra, porque lo cierto es que ya son más de 12 años moviendo cambios en lo que respecta a la maternidad y paternidad consciente, y la crianza respetuosa. 

“Mi idilio con esta ocupación empezó a través de mi propia maternidad, al conectar con las carencias y desamparos que viví en primera persona”, así empieza el relato que hoy nos comparte esta mujer apasionada,  que trabaja al servicio de la maternidad, ofreciendo apoyo a todas las madres y familias que requieran sus servicios.

“Hay una parte muy importante que el sistema atiende de maravilla: pruebas, medidas, analíticas, ecografías, atención a toda la parte física de este proceso… Pero hay otra, igual de importante, como es el cambio, la vivencia emocional de este proceso, la adaptación, el apoyo en casa durante el posparto y la lactancia, que, a día de hoy, aún no se cubren desde el sistema de salud.

Como mujer, antes de la llegada de mi primer bebé, asumí mi parte de responsabilidad y  me informé, leí, fui a charlas y talleres, pero lo cierto es que me topé de bruces con la realidad. 

La maternidad real, el bebé real, el posparto real.

No pensé que fuera difícil tener un parto fisiológico, establecer mi lactancia, disfrutar de mi maternidad desde el primer día. 

Era una mujer joven, sana e informada, pero lo cierto es que me tocó un parto con muchas intervenciones, algunas hoy sé que innecesarias. 

Una atención maravillosa por parte de las matronas, pero poco respetuosa y  violenta por parte de otros profesionales que entraron en mi parto. 

Me sentí pequeña, insegura, indefensa.

Todo lo que deseaba se venía abajo y con este mal pie, empezó esa etapa de la que nadie te habla: el posparto. 

Una lactancia complicada y difícil de establecer, a pesar de peregrinar por muchos grupos de apoyo y buscar ayuda por todos lados; nadie entendía el porqué de tanto dolor. 

Así arrancamos este camino mi bebé, que lloraba mucho, y yo, que lloraba más.

Encontré apoyo en la red. Necesitaba entender lo que me sucedía y entonces localicé a asesoras de lactancia con mucha experiencia, que diagnosticaron el problema de mi bebé al mamar: un frenillo, una lengua corta que tuvo que ser operada en quirófano, porque era tan fuerte que le impedía hablar con normalidad al crecer.

Leí y leí todo lo que había para leer y empecé a escuchar a otras mujeres.

Descubrí la figura de la doula y que no estaba sola, que además esto me  estaba pasando solo a mí. El desamparo se hizo patente.

Decidí entonces empezar mi formación en Barcelona, de la mano de grandes profesionales punteros a nivel nacional y muchos a nivel mundial. Profesionales que creen y entienden de la importancia del acompañamiento en esta etapa. De la figura de la doula. De cómo afecta lo emocional en la fisiología. 

Fue transformador para mí.

A la vez de mis viajes a Barcelona embarazada de mi segunda bebé, empecé a organizar encuentros con parejas embarazadas, encuentros que en 12 años no han dejado de funcionar. 

Acaba un grupo y empieza otro. 

Parejas de todas las partes de la isla, de otras islas y ahora, con la opción online, desde cualquier lugar del mundo, eligen estos talleres para preparase para este momento.

Maternidad y Paternidad Consciente  resume todo lo que necesitaba saber antes de que llegara mi bebé.

Después de ese año de formación para acompañar la maternidad de manera profesional, me formé como Asesora de Lactancia. Y a partir de ahí, el compromiso de formarme, de actualizarme, de ampliar conocimientos para poder enriquecer esta labor que hago y ofrecer el servicio más completo que puedo a las familias, se ha mantenido firme.

Este mundo me apasiona y me apasiona formarme.

Fue pasando el tiempo y a este fuego, se acercaron también otros profesionales que entendían lo que estaba promoviendo. 

Diferentes perfiles, que ya hacían un trabajo valioso desde distintas disciplinas, matronas, ginecólogos, pediatras, médicos y enfermeras, pero también expertas en alimentación, en aromaterapia, en yoga, en juego y estimulación, psicólogas, fisioterapeutas… que podíamos trabajar en sinergia y ofrecer a las familias un apoyo holístico en esta etapa.

Se formó así la Asociación Maternal Espacio Vida, como asociación de profesionales sensibles y respetuosos que ha logrado convertirse en un espacio de referencia en la isla. 

Todo esto ha crecido con mucho amor y muy despacito. Sin un plan definido de antemano. Dando los pasos según fueron llegando los momentos, sin ningún propósito empresarial, sin estudios de mercado, sin objetivos a corto, medio o largo plazo, sino simplemente trabajando y haciendo camino al andar. 

Lo cierto es que nunca pensé que llegaríamos aquí. 

Que se uniría gente tan valiosa. 

Que tantas familias transformarían sus vidas.

Es por esto que defino mi emprendimiento como emprendimiento social. 

En los últimos años, con el apoyo de la Administración, del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria en concreto, hemos logrado que se empiece a entender que se trata de una necesidad social importante y desatendida, que se ofrece de manera gratuita a las familias.

Hemos podido acompañar la maternidad en riesgo, en barrios desfavorecidos o en edades jóvenes y adolescentes, no podemos olvidarnos desde esta asociación que contamos con la tasa de embarazo adolescente más alta de toda Europa. 

Entendemos que sentirnos apoyados y trabajar la crianza y educación respetuosas es una manera de intervención social. De protección de la infancia. De prevención de la depresión posparto y de la resolución de conflictos en la pareja relacionados con la crianza.

Por otro lado, tenemos ya una escuela de formación. Los profesionales que forman y colaboran con Espacio Vida, llevamos 7 años formando grupos para desarrollar esta labor, porque es necesario que se expanda la onda. 

Seas sanitaria o no, si deseas abrirte a toda esta información, puedes sumarte a nuestra formación.

Desde aquí deseo animar a todas las familias, a las madres que sientan que necesitan apoyo, a no quedarse solas.

Decirles que pueden acercarse desde su embarazo, o incluso antes para ver lo que les ofrecemos. Para su parto, tanto en hospital como  en casa. Para el apoyo en su puerperio y lactancia. Para acompañar a sus bebés a través de los cuidados naturales, la alimentación, la crianza respetuosa con sus necesidades. Para sus dudas. Para ser apoyados en su duelo si esta es la experiencia que les ha tocado vivir.

Que sepan que trabajamos con pasión y que les esperamos con muchas ganas.

Que trabajo para acompañarte.

Para terminar, les dejo con una frase del gran Michel Odent que, cuanto menos, invita a la reflexión: “Para cambiar el mundo, hay que cambiar la forma de nacer”, a lo que yo añado: “Y de ser criados”. 

Facebook: Asociación Maternal Espacio Vida

Instagram: @aso.espaciovida @carol.doulalaspalmas

E-mail: info@asociacionespaciovida.com

Móvil: 658 931 277

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here