“¿NO TE GUSTA OTRO INSTRUMENTO?… LA TROMPETA ES MÁS PARA CHICOS”

0
255

Por Judith Martín González (Firgas)

Mi nombre es Judith Martín González (29 años) y soy la pequeña de tres hermanas. Nací en el municipio Firgas, entre el olor a madera y serrín de la carpintería de mi padre y los mejores platos cocinados por mi madre. De ellos aprendí la honestidad, a ser agradecida con la vida y a trabajar muy duro por mis sueños, siempre desde el respeto y el cariño.

Actualmente resido en Pozo Izquierdo (Gran Canaria), donde también llevo a cabo mi proyecto. ¿Te apetece saber cuál es? Quédate que te lo cuento.

Desde pequeña mis padres me apuntan en clases de música en el Patronato Juvenil de Música de la Villa de Firgas y entre tanto instrumento me llama la atención la trompeta. Al contarlo en casa, mis padres dijeron: “Pero… ¿No te gusta otro instrumento? No sé ¿la flauta o el clarinete? La trompeta es un instrumento más para chicos”.

Siempre he sido muy testadura y lo tenía claro: la trompeta. Tanto se fue forjando mi gusto por la música y por dicho instrumento, que finalmente realizo los estudios profesionales y superiores, siendo así Titulada Superior en Música en Interpretación, en la especialidad de Trompeta en el Conservatorio Superior de Canarias.

Estos estudios musicales los combino con mi carrera de Licenciatura en Filología Hispánica, los cuales también culmino en la Universidad De Las Palmas de Gran Canaria.

Sí, dos carreras a la vez… ¿Les extraña?

En aquel tiempo mis padres pensaban que de la música nadie vivía y que eso no era una carrera, pero no solo mis padres. Realmente, a cualquier persona que le decía que era trompetista, me hacía siempre la misma pregunta: “¿Y qué más estudias?”. Así como esta recurrente afirmación: “Una mujer tocando la trompeta, qué raro.”

Tras finalizar todos mis estudios, decido “parar” y buscar cuál es el verdadero camino de Judith. Es entonces, en una charla con un profesor de trompeta, al que admiro, cuando al contarle mi historia me pregunta: “¿Y tú qué quieres con la trompeta o con la música?”.

En ese instante recordé estas palabras que desde pequeña decía a mis padres: “Yo de mayor lo que quiero es hacer el mundo más bonito”.

Hace dos años, sin pensar y gracias al empujón de mi amiga Laura, comienzo una aventura musical muy especial llamada “Cosquillas Musicales”, que nació a través de las redes sociales con la finalidad de acercar la música como lenguaje tanto a profesorado como a las familias, aportándoles canciones, actividades y recursos varios para dar un giro de tuerca al concepto de la música y su importancia.

Esta pequeña ilusión empezó a gatear rápidamente, de manera que lo que era simplemente online se convierte en presencial y da lugar a talleres de música para bebés y familias (desde 0 meses de edad), tanto en las Islas Canarias como en la Península, así como formación para profesorado. Además, en ese tiempo creo, coordino y realizo la I Semana Musical de la Villa de Firgas, la cual ya va por su tercer año consecutivo, intentado acercar a mi pueblo una parte de lo que me entregó desde pequeña.

Hace un año, dicha ilusión, da sus primeros pasos con el lanzamiento de “La Travesía”, mi primer disco de música para niños con canciones propias, a través de las cuales viajamos por diferentes estilos musicales desde la samba, la música latina, el rock & roll, la música africana, entre otros: www.cosquillasmusicales.es

Este disco, al igual que todo el proyecto, persigue generar el gusto por la música rica en colores, texturas y ritmos, y por la música de calidad. El eje principal es derribar esa idea de entregarle a los niños lo simple y más tonto por el hecho de ser niños y de mantenernos en la línea de que si es complejo no lo van a entender.

pastedGraphic_1.png

Pasito a pasito, lo que era un sueño se convierte en realidad. Por lo que, sin más, en septiembre de este año, en medio de una pandemia, decido abrir mi propia escuela de música: “Escuela Cosquillas Musicales” en Pozo Izquierdo (Gran Canaria), en la que acercamos la música desde bebés hasta los adultos. Una verdadera familia que crece día tras día. 

Además de esta faceta como emprendedora, profesora y creadora, también desarrollo mi camino como trompetista. De hecho, uno de mis próximos proyectos es combinar música con otro de los mundos que me apasiona: la poesía. Espero que pronto además de escuchar mi música, también puedan conocer las letras que se conjugan dentro de Judit, una servidora de la vida y una sibarita del disfrute y del instante.

Toda esta historia podría parecer un logro, pero no lo es. Sinceramente, todo esto es la consecuencia tras tomar la decisión más importante de mi vida.

¿Saben cuál fue? 

Ser yo misma.

“Vivir es una tarea urgente”- Vanessa Montfort.

Foto: Aladid Studios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here