“NO TE CANSES DE PERSEGUIR TUS SUEÑOS, PORQUE HAY SUEÑOS QUE NO SE CANSARÁN NUNCA DE ESPERARTE”

0
677

Por Beatriz Molina

Desconozco el autor de la frase: “No te canses de perseguir tus sueños, porque hay sueños que no se cansarán nunca de esperarte”, pero, sin duda, es una de mis citas favoritas. A veces dejamos todo por perseguir nuestros sueños y es la vida la que se encarga de demostrarnos que los sueños se viven incluso despiertos.

Me llamo Beatriz Molina y vivo en Arucas. Quizás esto último ayude a alimentar mi parte soñadora, porque…

¿Acaso no es Arucas una ciudad que te invita a soñar?

En el 2015, por circunstancias laborales, me vi obligada a trasladar mi residencia a Madrid sin saber que esa sería la puerta hacia el cumplimiento de un sueño que, por ese entonces, no sabía que tenía. Me matriculé en la Escuela Internacional de Fotografía y Cine de Madrid (EFTI), con la intención de profundizar y ampliar conocimientos del que hasta ese entonces consideraba un hobby: LA FOTOGRAFÍA.

Fue el tiempo que pasé estudiando en EFTI, rodeada de los mejores profesionales de la fotografía, lo que me hizo soñar que quizás algún día ese hobby se podría convertir en mi profesión. No me cansé de perseguir ese sueño y puse todo mi empeño en realizar distintos cursos con grandes profesionales a nivel nacional e internacional.

Dejé la vida que tenía en Madrid después de tres años y volví a Gran Canaria, a Arucas, para que ese sueño fuera una realidad

Durante unos meses, intenté que así fuera y trabajé para ello, pero las circunstancias hicieron que volviera a la profesión que tenía anteriormente. Eso sí, sin olvidarme de ese sueño que me ilusiona, me llena y me hace ser feliz con lo que hago. Pero como decía al inicio, a veces la vida se encarga de demostrarnos que se puede seguir soñando, aunque tengamos que permanecer despiertos.

Hoy en día continúo haciendo fotografías, aunque ya no sea mi medio principal de vida. Prosigo viendo el mundo a través de mi cámara y contando historias desde mi óptica.

Sigo capturando momentos y creando memoria, porque para mí eso es la fotografía, es decir, la captura de momentos que generan memoria para regalar recuerdos.

Recuerdos, incluso, de vidas que ni siquiera hemos vivido… Acaso no te imaginas, al ver una fotografía antigua del casco Arucas, cómo era entonces la vida en sus calles y cómo vivían sus vecinos. Las fotografías son recuerdos que ayudan a imaginar. Ver una imagen del casco antiguo de Arucas de 1960 y que la imaginación viaje y vea ese niño corriendo por la calle Reloj tras salir de la iglesia de San Juan Bautista para ir a jugar al Parque de las Flores. A mí me gusta hacerlo, me gusta continuar la historia que la imagen me muestra, así como vivir historias que nunca he vivido mirando una fotografía. 

Creo que en el fondo soy una soñadora y una contadora de historias. Por eso me gusta la fotografía documental de familias. Me gusta recrear el momento que están viviendo. Crear memoria para esos niños que algún día serán adultos y les gustará ver esa foto en la que están en plena carcajada, mientras mamá les hace cosquillas en la cama.

¿Mi éxito? Llegará cuando se les dibuje una sonrisa en su rostro al revivir el momento que ya se encontraba arrinconado en su memoria

Que al ver esa fotografía vuelvan a escuchar la risa, sentir los besos y revivir la ternura que ya no recordaban. ¿Y todo esto se puede conseguir con una fotografía? Por supuesto, todo eso es la fotografía.

En la actualidad, mi profesión principal no es la fotografía, pero continúo haciéndolas y lo seguiré haciendo siempre, porque la fotografía es mi manera de soñar y de perseguir mis sueños, y eso siempre lo haré, aunque la vida a veces nos haga soñar despiertos: CONTINÚA PERSIGUIENDO TUS SUEÑOS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here