ÚLTIMAS ENTRADAS

Marilia Monzón: “Parte de lo que he aprendido para estar aquí ha sido gracias a las actuaciones que me han concedido en Gáldar”

Con su nuevo tema “Trazando rutas”, la artista cebollera reconoce que le apetecía “contar esa historia en forma de canción”, ya que, a pesar de basarse en una experiencia personal, considera que el “empezar de cero” y “aceptarse” es un mensaje universal que a todo el mundo le viene bien.   

Marilia, estás en plena promoción de “Trazando rutas”, que estrenaste el pasado 2 de octubre… ¿cómo ha sido la acogida y qué feedback tienes de tus seguidores? 

Sí, estoy muy contenta porque siempre es muy gratificante escuchar palabras bonitas y buenas críticas de algo que te has estado currando durante mucho tiempo. Ahora, en esta situación tan rara que atravesamos, ese feedback de los mensajes, que me han llegado algunos muy lindos de otras partes del mundo, y teniendo en cuenta que no podemos hacer conciertos, no solo es muy importante, sino también lo que nos da pie a poder seguir con el proyecto, dándonos esa ilusión y ganas de hacer música para que la gente pueda seguir escuchándome. 

Has declarado que es “súper íntimo”, porque habla de empezar de 0… ¿Qué mensaje querías trasladar y crees que lo has conseguido?

Sí, esta canción surge de eso, de una experiencia íntima, de algo que me hizo comenzar de cero, de empezar a dar mis primeros pasos… También me llevó al crecimiento personal, a quererme y aceptarme tal y como soy, y el mensaje que quería dar con esta canción era un poco el de superación, que hay que curar las heridas, que de lo malo también se pueden sacar cosas buenas y que hay que seguir hacia adelante. Yo creo que sí que hemos sabido dar este tipo de mensaje y estoy contenta y feliz de poder contar este tipo de historia en forma de canción.  

Para recrear este tema has elegido un ‘videocuento’, en lugar de un videoclip al uso, como el de Algarabía… Explícanos un poco el planteamiento. 

Cuando estuvimos componiendo la canción, todo fue un proceso; me traje un equipo de Madrid a grabar muchas zonas de mi isla, cosas que me representaran y, a medida que iban pasando los días, se nos ocurrió hacer un videocuento, donde se viera bien, con imágenes ilustradas, esta historia. Lo que se puede ver también en este vídeo, que la verdad es que Malena Merlina hizo un trabajo increíble, es la cicatriz de mi espalda en forma de cruces con un hilo dorado. Fue una forma muy elegante y muy visual también de ver esa ruta que es mi cicatriz, así que, en cuanto vi el resultado, me gustó muchísimo, porque al fin y al cabo es una cosa muy delicada, muy personal, que tampoco quería que fuera violenta. Entonces, al verlo mostrado de esa manera tan elegante y sutil, y a la vez tan descriptiva, me hizo mucha ilusión, al igual que poder mostrárselo a la gente. 

“Trazando Rutas” se gestó durante el confinamiento… 

Sí, tuve la suerte de poder estar en Gran Canaria pasando el confinamiento. Estuve a tiempo de volver a la isla y de pasarlo aquí con mis padres, así que la verdad que, aunque el confinamiento pasó por diferentes etapas, hubo una concreta de muchísima concentración e inspiración, de la que han salido varias canciones de esos días en casa, como la de ‘Trazando rutas’. Me apetecía contar esta historia en forma de canción. Al principio me costó mucho, porque como es algo muy personal, no sabía cómo mostrarlo con palabras. Ya luego, cuando se lo conté a Juan, que es mi manager, y a Lele, que es el otro chico compositor de la canción, le dimos también un nuevo sentido, una nueva ruta y, al final, surgió esto. 

Tú, que eres de esas personas que siempre ve el lado positivo de las cosas, cuéntanos cómo y dónde pasaste esta etapa y qué has aprendido de ella… 

Al principio no lo pasé bien, porque me tuve que venir de Madrid y, aunque siempre tengo muchas ganas de volver, porque echo de menos mi pueblito y el mar, fue impactante que, de un día para otro, te dijeran que cerraban Madrid. No me lo podía creer. También vine con miedo porque no sabía si podía tener el virus, que, afortunadamente, no estaba contagiada. Después, pasé por diferentes etapas; había momentos en los que decía: qué fuerte todo lo que está pasando en el mundo con todo paralizado y, por otra parte, pensaba: voy a aprovechar todos estos momentos para descansar, estar con mi familia, para aprovechar y hacer todas esas cosas que no pude hacer por falta de tiempo y, sobre todo, me centré muchísimo en componer, hacer cursos, tocar la guitarra, hacer deporte, que, además, hacía mucho tiempo que no hacía… Y, en definitiva, buscando nuevas alternativas dentro de casa, porque si no se nos iba a hacer un poco imposible. 

¿Crees que con tus nuevas composiciones te estás acercando al estilo que mejor se adapta a ti o, por el contrario, no piensas encasillarte y tocar otros palos?

Fíjate, de ‘Algarabía’ a ‘Trazando rutas’ ha pasado un año, que ha sido un año de madurez musicalmente hablando, y también personalmente ha sido una evolución y un proceso de paso a paso, buscando bien el sonido que quiero hacer, las historias y el mensaje que quiero transmitir… Entonces, ahora mismo que ya tenemos varias canciones compuestas, quiero ser súper fiel a mí misma y que todo lo que salga de aquí en adelante me identifique como persona y artista. Por supuesto, seguiré descubriendo sonidos, nuevas melodías, nuevos estilos musicales, pero siempre siguiendo la misma ruta, ya que, al fin y al cabo, lo que me gusta es mezclar un poco el folclore latinoamericano y, por supuesto, meter mis raíces canarias. 

Eres muy activa en redes sociales, especialmente en Instagram… Además de las publicaciones, ¿sueles interactuar con tus fans?

Sí, en general, creo que tenemos muchísima suerte de poder tener este tipo de herramientas para poder comunicarnos con la gente que nos sigue, que, al fin y al cabo, es nuestro público, la gente que escucha nuestras canciones, que se interesa por cómo estamos y eso es muy bonito. Estoy súper agradecida del público que tengo, de la gente que me apoya día a día y, aunque a veces no puedo contestar a todos los mensajes, siempre que pueda, voy a hacerlo. También es verdad que ha sido algo chocante pasar de mi Instagram personal al público, aunque también es súper bonito a la vez, como que me llegara un mensaje de México, en el que me decían que estaban escuchando mi canción y que se identificaban mucho con ella… La verdad que se me saltan hasta las lágrimas.  

En Instagram, además, tienes seguidores famosos como la influencer María Pombo… 

Sí, María Pombo es súper linda. El otro día, por ejemplo, también me siguió Álex Ubago… y Camilo, que ahora es súper top, compartió un cover que hice con su tema en sus historias… ¡Yo encantada!

Otra de las cosas que se nota en tus redes sociales y en las entrevistas que concedes es que eres muy galdense, que estás muy orgullosa de tu pueblo y, por extensión, de tu isla y archipiélago… 

Sí, la verdad que adonde quiera que vaya nombro a Gáldar. Hay gente que dice que cuando sales de tu tierra te das cuenta de lo que tienes, pero a mí, no me hizo falta salir fuera para saberlo, porque siempre me ha parecido un pueblo maravilloso. También es verdad que siempre tuve la idea de salir de aquí e ir a estudiar fuera, pero hacerlo a esa escala de irme a Barcelona, no saber nada de mis padres y del mundo exterior… y al regresar ver cómo se había volcado el pueblo, fue todavía más impactante volver. La verdad que estoy eternamente agradecida a mi pueblo, a la gente que me ha apoyado y al ayuntamiento por todas las oportunidades que me ha dado, porque parte de lo que yo he aprendido para estar aquí ha sido gracias a las actuaciones que me han concedido en Gáldar. 

No en vano, tu tema Algarabía lo cantaste por primera vez ante tus vecinos, un gesto que querías tener por el apoyo recibido durante tu participación en OT 2018… 

Sí, porque además siempre he dicho que, si algún día tengo una oportunidad de hacer alguna gira, el arranque o el final va a ser en Gáldar sí o sí. En Gáldar va a haber concierto. 

Y háblanos de la sorpresa de tus compañeros de edición de OT de aquel día… ¿De verdad no sabías nada?

Eso fue un show, porque, como estaba de gira, en Gáldar paraba dos o tres días y me iba; entonces, yo no me enteraba de lo que pasaba en el pueblo y lo que no. Y recuerdo que en la Romería alguien me dijo que me tenía muy callada la sorpresa. Yo pensaba que se refería a algo que había colgado en mis redes sobre una sorpresa, haciendo alusión a que iba a cantar mi single por primera vez sin decirlo explícitamente… pero empezaron a decirme que venían mis compañeros. Y también es verdad que antes de actuar, cuando me estaba preparando, me mandaron una foto al móvil de todos mis compañeros en Agaete. Yo me puse súper nerviosa, en plan: Dios mío, ahora se me va a olvidar la letra, la voy a liar en el concierto…. ¡Cómo que están en Agaete! Pero mi maquillador y mi madre siguieron la broma, y salí al escenario con dudas. Y cuando salieron, me emocioné muchísimo y ese fin de semana fue increíble, además en el día principal de las fiestas. Yo estaba en una nube y hasta que no pasaron un par de semanas, no fui consciente de lo que había pasado. 

Lo cierto es que sigues siendo la misma, a pesar de ese punto de inflexión en tu vida que fue tu participación en OT… 

Yo, sinceramente, tengo la suerte de tener a los padres que tengo para que me mantengan los pies en la tierra, pero allá donde vaya soy la Marilia de siempre. No tengo por qué cambiar; hay que madurar y evolucionar siempre, pero como soy yo, eso no va a cambiar nunca. Y creo que es súper importante ser la misma siempre, porque este mundo ya es bastante complicado como para que se te suba. 

¿Cómo te sientes ahora cuando el público se sabe tus canciones o mucha gente se ha descargado tu tema?

Ese tipo de cosas me emocionan muchísimo. No sabría ni explicarlo, porque es una sensación tan bonita y emocionante… Me acuerdo de ir a cantar a Murcia ‘Algarabía’ y veía que la gente la cantaba conmigo… y ese es, al fin y al cabo, el feedback que nosotros necesitamos para seguir haciendo música, que a la gente le gusten las canciones que haces, que se sientan identificados y que las compartan, así que es súper bonito y nunca imaginé llegar a poder tener mis propias historias en forma de canciones y que la gente las compartiera, se las supiera e, incluso, hiciera sus propios covers. Imagínate cómo me puedo llegar a sentir… Esto para mí es un sueño. 

¿Tienes alguna anécdota que recuerdes especialmente?

Hay anécdotas súper bonitas, que me llevo para siempre, como ir a cantarle a los chicos inmigrantes que se quedaban en Gáldar el ‘Día del Refugiado’. Me acuerdo que alguien de Cruz Roja les contó que yo venía de Operación Triunfo y, al ver los vídeos de las galas, se pensaron que era súper famosa. Y al llegar a la residencia a cantarles, se sabían mis canciones. Y yo decía: esto para mí es un sueño y, la verdad, que fue una experiencia súper bonita la de poder cantarles, porque este verano me iba a un voluntariado a África y, de repente, África vino a mí. Fue muy bonito. 

Ya para terminar, 2020 ha estado marcado a nivel mundial por la pandemia… ¿Qué esperas para 2021?

Espero mucha creación, nuevas canciones, poder seguir grabándolas, componiendo con nuevos artistas y, por supuesto, espero la música en directo, que es lo que nos hace falta a todo el mundo y que la cultura salga a flote en esta dichosa situación, porque se ha visto un poco perjudicada y nos hemos dado cuenta, durante el confinamiento, que sin cultura no somos nada. 

Latest Posts