miércoles, noviembre 25, 2020

ÚLTIMAS ENTRADAS

Con motivo de la celebración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, cuyo movimiento comenzó en el...

“LOS CUENTOS SIRVEN PARA TOCAR LO PROFUNDO”

Por Andrea Farah Gaeta (Agaete)

https://www.produccionesenlaarena.com/

Me llamo Andrea Farah y siempre que me preguntan de dónde soy, contesto que de ningún sitio. Soy del mundo. He aprendido con el tiempo que esta respuesta define bastante bien el sentimiento de indefinición con el que construyo todo. 

Vivo en Agaete desde hace 3 años. Me fui de la ciudad, de Las Palmas de Gran Canaria, porque la ciudad me echó; cierto es que después ha venido una pandemia a explicarles a los dueños de las casas caras de la ciudad, que igual no se está tan bien en esos sitios, y bendigo cada día que miro Tamadaba desde mi balcón.
Soy narradora oral, productora, artista, experta en participación y madre monoparental. Digo que es todo eso, pero solo en formato aprendiz eterna. 

Me gusta mucho contar historias porque hablan de emoción y los cuentos también sirven para tocar lo profundo, y lo cierto es que, desde chica, me he sentido profunda (eso alberga también cosas superficiales, que también van conmigo de viaje; no es todo negro o blanco). 

He vivido viajando porque mi madre necesitaba caminar para buscar. Eso me ha llevado a residir en más de 10 lugares distintos, ya sean países, pueblos y ciudades. Me siento privilegiada y también desarraigada, y por eso pinto grises y no absolutos. 

He visto de todo: brutalidad y vida, muerte y supervivencia. Y por eso cuando llegué a Canarias encontré un paraíso. Vine casi obligada y ahora me tendrían que obligar a irme. De hecho, lo intenté; me fui a Barcelona a trabajar en un proyecto precioso y, cuando tuve a mi hijo, volví corriendo a buscar a mi familia elegida.

De familia universitaria e intelectual, decidí apostar por el arte y el auto-conocimiento, causando más de un suspiro a los que por mí soñaban con títulos y magnificencias. 

Romper expectativas ha sido un regalo que nos hemos dado en familia y ahora, que ya pintamos canas en mi casa, celebramos que hacemos lo que nos da la gana y que conseguimos lo que queremos. Bueno, es más correcto decir que lo vas consiguiendo y que mañana “ya si eso lo vemos”.

Como no soy capaz de elegir solo una cosa. Por eso, decidí elegirlo todo y escribo proyectos sociales sin abandonar lo de ponerme frente al público, lo de pintar un cuadro o lo de ser directora de un Festival.

La producción es una excusa para rodearme de lo que quiero aprender y desde que recuerdo amo los títeres, las marionetas, las sombras chinas y ahora el trabajo del objeto.

Tengo también en mis sueños proyectos sobre cultura rural y escribo ideas para poner esos sueños con los pies en la tierra.

El resto de la historia es solo la misma que la tuya, que lees.
Aprender a ser madre, a ser mujer con un niño al lado. Aprender a disfrutar con las imposiciones que nos cargamos al hombro las mujeres y los hombres del mundo “moderno”.
Tiendo la ropa, hago de comer y cuando puedo bailo… así, como tú.

Latest Posts

Con motivo de la celebración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, cuyo movimiento comenzó en el...