“Estoy en el camino de ser la mujer de mis sueños”

1
108

Por Marianela Delgado -.

Mi nombre es Marianela Delgado, pero las personas más cercanas a mi vida me

llaman Nel o Nela, dependiendo del nivel de confianza y cariño; pero no siempre

fue mi nombre.

Nos remontamos al año 1991, supongo que era septiembre, porque era el primer

día de cole. Ese día me di cuenta de que algo no iba como yo quería. Lo cierto

es que monté un escándalo tremendo, no entendía por qué mi babi era de vichy

azul y no rosa, o por qué mi madre no me dejaba llevar las muñecas al cole y

solo podía jugar con ellas en casa.

Mi refugio en el cole fueron los cuadernos, un lápiz del número 2 y una caja de

lápices de colores, con los que me pasaba el día dibujando mujeres tan bonitas

como las que salían en las revistas, como en realidad yo me veía. Ya os podéis

imaginar cómo fue mi paso por un colegio religioso, en el que todo lo que yo era,

era malo.

Mi adolescencia y juventud tampoco fueron un sueño hecho realidad, me

costaba muchísimo relacionarme con gente del colectivo, porque dentro del

mismo tampoco encajaba: un chico, con mucha pluma, extremadamente

femenino, no le gustaba a nadie o al menos nunca en serio. Entonces, desarrollé

un personaje masculino, con barba, con vello, musculado, con una falsa

seguridad en sí mismo, que me permitía relacionarme con otros chicos, tener

éxito entre ellos y jugar a ser una persona querida. Pero en la intimidad, delante

del espejo, sabía que yo no era aquello.

Tuve que cumplir 34 años para que mi pareja, el mismo chico que me había

conocido bajo ese personaje, me hiciese darme cuenta que todo era mucho más

hermoso cuando simplemente era yo misma.

Le estaré eternamente agradecida por haberme hecho dar el paso, con esa

seguridad que da la expresión “pase lo que pase, yo siempre voy a estar” y con

esa seguridad que da el apoyo de una madre.

A día de hoy tengo 35 años, llevo 10 meses en hormonas, y aunque la vida se

volvió literalmente una montaña rusa emocional, por primera vez sé lo que es

ser feliz, sé lo que es mirarme a un espejo y amar lo que veo. Aún queda camino

por recorrer, pero me centro en mi camino, intentando quererme cada día más,

en abrazar mis debilidades, y sortear las dificultades que la vida va poniendo.

Estoy en el camino de ser la mujer de mis sueños, y como dice la canción “I Am

Woman” de Helen Reddy: “He pagado el precio, pero mira todo lo que he

ganado”.

1 COMENTARIO

  1. Pues que decirte, que gracias a Dios que te encontraste a esa persona que te ayudo a dar el paso y que sigas luchando, que te quiere muchísimo, cómo nosotros a ti y a mi hijo, que es tu amor❤️❤️

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí