“DESPUÉS DE MÁS DE 30 AÑOS DE PROFESIÓN, EL PERIODISMO ME SIGUE HACIENDO FELIZ”

0
446
BARBARA HERNANDEZ. C190417

Por Bárbara Hernández (Moya)

Como periodista, hablar en primera persona me parece casi un acto “contranatura”. En el ejercicio de esta profesión, contamos las historias de otros, ponemos voz a otras personas, otras vidas y otras experiencias y, si fuera el caso, nos comprometemos a través de esas realidades, pero en pocas ocasiones hablamos de nosotros mismos. Soy Bárbara Hernández, tengo 55 años y soy periodista desde hace más de 30. Después de tanto tiempo, este oficio me sigue haciendo feliz, con sus luces y sus sombras, con sus buenos momentos y sus miserias diarias. Me ha permitido conocer personas, situaciones y perspectivas -las buenas, las menos buenas y las malas- que de otra manera seguramente no hubiera sido posible.

VISITA DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE CANARIA. DON ANGEL VICTOR TORRES. C020819

A lo largo de esta ya larga trayectoria, siempre he trabajado en prensa escrita y, fundamentalmente, en la sección de Política -desde hace 21 años formo parte de la redacción de Canarias7-. Desde este puesto, he podido conocer de cerca negociaciones de pactos y rupturas de gobiernos, tramitación de leyes importantes, el ascenso y la caída de líderes políticos…, pero siento una especial atracción por los temas sociales. Me siento cómoda en el contacto con la gente “de a pie”, me seducen las historias anónimas y creo que soy buena “escuchadora”, una cualidad que considero fundamental en este trabajo.

ENCUENTRO CON ANGEL VICTOR TORRES VICEPRESIDENTE PRIMERO Y CONSEJERO DE GOBIERNO DE OBRAS PUBLICAS, INFRAESTRUCTURAS Y DEPORTES DEL CABILDO DE GRAN CANARIA POR EL PSOE. C021118

Entiendo además que el periodismo, fundamental en cualquier sociedad democrática, se convierte en absolutamente necesario en estos tiempos convulsos, de incertidumbre y de “mucho ruido” como los que nos están tocando vivir. Porque cuanto peor es una situación, más precisa se hace la información veraz, rigurosa, que permita a los ciudadanos pensar y decidir con todos los datos que les podamos ofrecer.

Me siento además militante activa por la igualdad de género, no solo a nivel personal sino profesional. Trabajar por que las mujeres estemos en condiciones de igualdad en todos los ámbitos, me parece una obligación moral, sobre todo cuando tenemos una herramienta tan poderosa como un medio de comunicación para contribuir a tener una sociedad más justa, que es ni más ni menos lo que perseguimos. Y en ese camino, los periodistas jugamos un papel importante, porque la palabra construye y el lenguaje es un instrumento valioso a la hora de dibujar otras realidades, de dar visibilidad y nombrar en femenino, porque lo que no se nombra, no existe. En este sentido, también me siento implicada a través de “Vivas Comunicadoras Canarias”, una asociación feminista de mujeres que trabajamos en prensa y que aspiramos a mejorar las condiciones de las mujeres, tanto a nivel interno en nuestras propias empresas como poniendo una mirada crítica en nuestro trabajo diario y evitar la inercia del machismo cotidiano.

Soy autora del libro “Mujeres” (Ediciones Idea), un trabajo en el que intenté ofrecer una visión de los cambios sociales experimentados con la llegada del siglo XX y cómo afectaban a la población femenina de las islas, cómo mujeres anónimas daban pasos valientes que iban transformando la sociedad de su época.

Aunque vivo en Las Palmas de Gran Canaria y me encanta esta ciudad, soy y me siento de Moya -orgullosamente moyense- y tengo el tremendo honor de haber sido nombrada Hija Predilecta en el año 2019 por la Corporación local, una distinción que compartí con la también comunicadora Dulce María Facundo. En este municipio, en el barrio de El Lance, sigue estando mi “toma de tierra”, mi madre y la casa familiar, donde mis hermanas y mi hermano nos reencontramos prácticamente cada domingo. Ellos me mantienen ligada a la realidad. Hasta que fui a la universidad, -la Complutense de Madrid-, mi formación transcurrió en centros públicos de la zona norte de Gran Canaria: EGB en el Colegio Agustín Hernández de Moya y, al igual que la mayoría de mis compañeros y compañeras, BUP y COU en el Instituto de Santa María de Guía, ya que, en aquellos años, aún no había centro de Secundaria en mi municipio (y en los primeros cursos, ni puente de Silva).

Me gusta mucho viajar, una pasión que este año se ha visto interrumpida, igual que nuestras vidas, por la pandemia, pero confío en poderla recuperar en 2021. Y cada vez aprecio más conocer otros lugares, no solo por su historia o sus atractivos turísticos, sino a través de su gastronomía. Porque en cualquier lugar del mundo, la comida habla no solo de nutrición, hábitos o economía, sino de relaciones que se forjan alrededor de una mesa, conversaciones interminables, discusiones furibundas o risas que dan vida, como las que comparto con mis amigas, otro de mis pilares fundamentales. Y si me gusta viajar, también me gusta volver. Recuperar mis rutinas, mis libros, oler el mar de la costa norte en ese camino que recorro cada domingo cuando voy a Moya, a ese espacio que reconozco como mío, donde me siento a gusto y en calma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here