“Con mucho esfuerzo y constancia, he logrado aprender, aunque no fuera al mismo ritmo que los demás”

0
500

Por Carmen Delia Perdomo Reyes (Firgas)

Soy de Firgas y me llamo Carmen Delia. Soy la menor de nueve hermanos, entre los cuales hay unos trillizos, que se hicieron muy famosos en su momento por la novedad. Como entonces no existían las ecografías que hay ahora, incluso mis padres se sorprendieron de que vinieran tres a la vez. 

Hace más de 30 años que falleció mi padre, que era agricultor. Aunque era un hombre bueno, prefería que no saliéramos mucho, porque era especialmente protector con mi hermana Lourdes y conmigo. Con el paso del tiempo y el cambio de mentalidad, mi madre, ahora, no nos pone pegas ni para salir ni para hacer actividades. De hecho, nos deja libertad para tomar nuestras propias decisiones, algo que siempre le agradeceré. Por cierto, el pasado 5 de diciembre, cumplió 84 años. Valoro la gran valentía que ha tenido mi madre en su vida para sacar adelante a todos sus hijos e hijas. 

Fui al colegio de Firgas, a partir de los 4 años. Al principio fue muy duro, porque al tener dificultades para aprender, sentía que no valía, que era menos que las demás personas. Por cierto, he olvidado decirles que soy una mujer con discapacidad intelectual. Afortunadamente, de mi etapa escolar recuerdo con gran cariño a las maestras Mercedes y Doña Antonia, que con su labor se preocuparon por enseñarme a leer, uno de mis grandes logros. 

Cuando se acabó mi etapa escolar por la edad, me apunté en Radio ECCA. Con mucho esfuerzo y constancia, he ido aprendiendo y superándome cada día. En la actualidad, estoy estudiando la ESO. Todos los jueves, asistimos a la Casa de la Cultura para repasar y preguntar dudas, así como tenemos una maestra de apoyo que acude al centro ocupacional, que nos refuerza todos los contenidos y nos apoya. Estoy muy agradecida a Radio ECCA, porque, con sus clases, entiendo lo que estoy leyendo, he aprendido vocabulario nuevo y he conocido a otras personas. 

Por otro lado, me encanta ir cada miércoles al Club de Lectura de Firgas, que se llama “La Rejalgadera”. Me acompaña mi hermana Lourdes, a la que le leo los libros en voz alta para que pueda seguir las historias. Soy muy feliz en esta actividad, porque puedo participar y me siento una más. En estas navidades, estamos leyendo “Mujercitas”. 

Desde el año 1993, acudo regularmente al Centro Ocupacional de Firgas.  Tenía 22 años cuando empecé y aquí sigo. Este centro me ha dado muchas oportunidades, como iniciarme en el teatro y en la danza. Los que me conocen saben que soy muy tímida y, por ello, se sorprenden cuando me ven sobre un escenario, porque me transformo de tal forma, que puedo expresarme y sacar todo lo que llevo dentro. En este sentido, puedo decir con orgullo que he actuado en el Auditorio Alfredo Kraus junto a mis compañeros de centro. 

Otra de las cosas que me ha dado ha sido la posibilidad de viajar. Hemos visitado todas las Islas Canarias, a excepción de El Hierro, y también hemos estado en la península y en el extranjero, como en Portugal y Francia, donde también pudimos ir a Eurodisney. Guardo muy buenos recuerdos de todos los viajes; ojalá podamos retomarlos pronto, porque los echamos mucho de menos. 

También practico deporte en general, aunque destaco en atletismo y lanzamiento de peso. He ganado varias medallas, tanto de oro, como de plata y bronce, así como he participado en competiciones locales de ajedrez, en las que he quedado primera o segunda. Y también puedo presumir de haber portado la antorcha olímpica. 

Las manualidades también me enganchan y aquí, en el centro, contamos con un taller para poder crearlas. Hemos hecho cosas muy bonitas y ahora, concretamente, estamos con las tarjetas navideñas para las familias, en las que se puede leer el siguiente mensaje: “Que en esta Navidad vean la vida de muchos colores”. 

Me encanta coleccionar. Cuando era pequeña reunía los billetes de lotería; ahora, en cambio, me gusta guardar los sobres de azúcar con frases, porque, además, me hacen mucha gracia. Me divierto escribiendo las palabras canarias que aparecen… y tengo, por lo menos, 150. 

Asimismo, me chifla el cine. La última película que vi, junto a mis compañeros, fue “Campeones”. Me sentí reflejada en la superación que transmitían los protagonistas, así como me encantó el final, porque unas veces se gana y otras se pierde, y no pasa absolutamente nada. 

Uno de los momentos más importantes de mi vida fue cuando nos comunicaron, el año pasado, que los usuarios del centro ocupacional, entre los que me encuentro, íbamos a ser los pregoneros de Firgas. Debo reconocer que inicialmente sentí miedo, porque supone una gran responsabilidad, pero después todo fue fluido. Nunca lo olvidaremos, porque fue una experiencia extraordinaria, pero sobre todo porque nos tuvieron en cuenta. 

Por último, hemos querido hacer entrega al equipo de ‘Más Nosotras’ de unos corazones que hemos elaborado aquí, dado que el eslogan de la revista es: “Una mujer, una historia, un corazón”. Y en ellos hay unas tarjetas con las que damos las gracias “por hacernos visibles”, porque con ello avanzamos hacia una sociedad más inclusiva. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here