“APRENDER DE CADA PERSONA”

0
55

Por Estefanía Medina Ojeda

¡Qué extraña sensación esa de escribir sobre una misma!, pero ya decían mis padres que las personas hay que verlas de dentro hacia fuera, así que, esta soy yo…

Toda esta aventura de escribir comenzó por un cruce de caminos entre mujeres maravillosas, mujeres empoderadas, con luz propia. Tropezamos en un proyecto con Mundo Violeta, y de ahí surgió la propuesta de “presentar lo que no se ve a simple vista” a través de estas palabras.

Mi madre fue mi mentora. Tanto a ella como a mi padre, les tocó vivir una posguerra civil que los marcaría para todas sus vida. Ambos llevaban sus mochilitas, pero aun así, sacaron adelante una familia de siete hijos de la cual, yo fui el último “cartucho” según mi padre.

Mi madre siempre nos recalcó la difícil situación de las mujeres en su época, y lo mal que lo pasó. Nos dejó muy claro que no quería esa situación para nosotras ni para mis hermanos, pero, sobre todo, por la condición de haber nacido mujer. Ella sin darse cuenta, nos educó en el feminismo a su manera hacernos respetarnos y respetar al prójimo, valorar, sentir, estudiar, empoderarnos, no dejar que nada ni nadie nos tumbase. Cosas impensables en su época para las mujeres.  

Y aquí estoy hoy fiel a mis principios, a mis valores y siempre avanzando a pesar de los baches de la vida. Actualmente, por razones de salud soy pensionista, aunque cuando remonte me incorporaré nuevamente al mundo laboral que tanta vidilla da, no sólo economía. Vengo del sector de la hostelería, concretamente del ámbito de recepción, trabajo que me permitió establecer contacto con personas de muchísimas nacionalidades, mostrándome su manera de ver el mundo según el lugar dónde naces, cultura y tradiciones .Esto me ha demostrado que cada persona aporta algo a tu vida. Por eso creo en las personas, aunque luego las decepciones y la tristeza vienen de la mano cuando te fallan, así y todo soy fiel a mi naturaleza y no puedo cambiarlo. Todas las personas tienen una cara hermosa como la luna, y una cara oscura, pero es tu decisión elegir cual ver.

Mis amigas me dicen que tengo una fortaleza extraordinaria por todos los procesos en los que me he visto inmersa. Digamos que son las enseñanzas maternas para ver la vida de una forma lógica, no perder el tiempo quejándonos, coge “lo imprescindible” y sigue avanzando. Llora un rato, desahógate para soltar lastres y a por otro nuevo capítulo. Mi hermana Noelia se ha convertido en una referente de superación para mí.  Aparta lo que no suma y sigue tu camino. Mi familia, mis hermanos y hermanas son mi soporte. Gracias a todas y todos.

¡Qué grandes y hermosas son mis amigas! Diversas y variopintas, pero siempre están ahí. Muchas desde la infancia, otras las he ido conociendo por el camino. Todas puntales en mis momentos de flaqueza, que en los últimos años han sido unos cuantitos…

Actualmente estoy al frente de una asociación de mujeres sin ánimo de lucro en Vecindario. Se creó en 2019 por un grupo de amigas ante la necesidad de hacer algo ante los crímenes machistas que se estaban cometiendo. El simple hecho de salir a protestar, ya es un acto de rebeldía ante una sociedad que debe cambiar, porque de nada sirve poner teléfonos de ayuda y centros de atención si lo básico no cambia la mentalidad de la ciudadanía, la educación en igualdad, derechos y sobre todo el sistema educativo que se ha quedado bastante obsoleto. Pues, así, casi sin planearlo, me encontré de socia en 2019 en la Asociación de Mujeres LiLuVa, con Regina de presidenta al frente, poniendo en práctica todo eso que había mamado. ¡Gracias por tus enseñanzas mamá!

Actualmente, en este 2022 se han renovado los cargos y soy yo la presidenta de la asociación. Estoy súper orgullosa de poder defender todo aquello que me inculcaron, haré lo posible para transmitirlo en mi entorno e ir mostrando la educación errónea que toda la ciudadanía hemos recibido, y que tanto daño nos hace. A través de LiLuVa, hacemos charlas de concienciación, talleres de sexualidad, participación activa en manifestaciones del municipio de Santa Lucía de Tirajana y en Las Palmas junto a la Red Feminista, de la cual somos parte, además de pertenecer a la Federación Arena y Laurisilva a nivel nacional.

Es increíblemente reconfortante poner en práctica eso con lo que creciste respetando a todas las personas, pero, sobre todo, a las mujeres sin importar su procedencia, economía, religión, sexualidad o raza: que nadie las pise, que nadie les haga sombra y que todas brillen por sí solas en una sociedad jerarquizada que las opaca. 

Los obstáculos y las circunstancias son pasajeras. En algunos casos, tristemente, están más enraizadas, pero utiliza el obstáculo para saltar más alto y las circunstancias para mejorar y superarte cada día. Nunca lo olvides.

Estefanía Medina Oje

asociacionliluva.org  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí