ÚLTIMAS ENTRADAS

“La mujer siempre ha estado dispuesta a cuidar de los demás, pero ya es hora de cuidar de nosotras”

Por María José Rodríguez Trujillo (Arucas)

Mi nombre es María José, nací el 25 de mayo de 1979 en un pueblo costero de Arucas, Norte de Gran Canaria, llamado Bañaderos, en donde resido. 

Pasé mi infancia descalza y con la toalla colgada al hombro, ya que así era como íbamos a la playa desde la casa de mi abuela materna, en donde vivía. Los recuerdos felices me embargan cuando vienen imágenes del callejón en donde pasaba grandes ratos con mis hermanas y primas. También recuerdo jugar en la calle, las plataneras y los terrenos… Cosa que ahora, con el poco espacio natural y el tráfico existente, sería impensable.

Crecí también escuchando historias de mi linaje femenino, historias de mujeres valientes y luchadoras a las que les tocó vivir una época un tanto dura. Quizás esa semilla plantada, creció en el presente en forma de reivindicación y trabajo por y para la mujer… Pero bueno, no adelantemos acontecimientos.

Tuve una juventud un tanto revuelta, quizás por un vacío existencial que no encontraba respuesta en lo que el mundo me ofrecía… Y así acabé realizando mis estudios de la rama de informática, ya que en aquella época era algo que tenía bastante salida.

Pasé unos 11 años de mi vida trabajando en un call center, sintiendo que aquello no era para mí…. Me formé como Quiromasajista, reflexóloga podal, método akkinson y estuve trabajando como terapeuta en mi propio despacho, hasta que, tras el nacimiento de Julia, me replanteé toda mi vida.

Julia vino a pararme y a hacerme disfrutar de las pequeñas cosas… a buscar dentro de mí aquello que fuera no encontraba…. Y, sin darme cuenta, me sumergí en un mundo de crianza natural del que aprendí mucho y fue el trampolín para mi cambio de vida laboral.

Empecé formaciones de crianza respetuosa como asesora de lactancia, asesora de porteo, que me conectaron con mi parte femenina y lancé mi pequeño micro proyecto: El Arrullo de Tara, un blog de crianza consciente…. 

A raíz de eso, me formé como profesora de yoga y mindfulness infantil y familiar, lo que hizo que el gusanillo del autoconocimiento se instalara en mí.

Empecé a asistir a eventos, retiros y clases, todo relacionado con la escucha interna, el autoconocimiento, la autorrealización.  Y así, sin darme cuenta, llegó a mis manos la formación de Yoga de Adultos y esa fue la guía que me enseñó el camino de la felicidad. Esa felicidad que no se encuentra en cosas materiales, ni tiene que ver con lo suceda afuera, sino que está en nuestro interior. 

pastedGraphic_1.png

Necesitaba mostrarle al mundo todo lo aprendido, lo sentido… Porque sé que el mundo necesita mucha conciencia, autoobservación, bienestar y escucha interna… porque así ganamos todos y todas. Y es en el año 2020 y tras la pandemia mundial, que recibí la fuerza para dar el paso hacia el emprendimiento. Un emprendimiento que tiene como eje principal el empoderamiento femenino, uniendo mis formaciones, conocimientos y experiencias. 

Y es así como nacen dos proyectos principales con los que trabajo y disfruto actualmente:

Power_femenino: proyecto dedicado al empoderamiento femenino, en donde acompaño como docente a las mujeres para disminuir la brecha digital existente todavía en la actualidad. 

pastedGraphic_2.png

Maiho_Vinyasa_Yoga: Yoga, meditación y cuidado natural, en donde acompaño hacia el bienestar físico y emocional en clases regulares de vinyasa yoga y de meditación.

Dentro de este proyecto, realizo talleres de bienestar femenino, en donde a veces me fusiono con otras mujeres y acompañamos con herramientas de autoconocimiento y autocuidado como la reflexología podal, el cuidado a través de la cosmética natural, acompañamos a las mujeres a sacar su potencial con el conocimiento de sus ciclos naturales, de la menstruación, de la menopausia, nos sentimos a través de sonidos sanadores, etc…Este ciclo de talleres “Mereces Bienestar” surge de la necesidad de un espacio íntimo femenino, de conexión entre mujeres, de sororidad…. porque la mujer siempre ha estado dispuesta a cuidar de los demás, pero ya es hora de cuidar de nosotras, de buscar ese tiempo maravilloso de escucha, de autocuidado, de querernos, de mimarnos. 

Y bueno… dejando de lado la vida laboral, me considero una mujer amante de los animales desde que nací, respetuosa y amante también de la naturaleza y de lo natural. Viajera, cuando se puede, me encanta pasear por paisajes naturales y sentir la belleza y la conexión de todo lo que nos rodea. Disfruto con una puesta de sol, con un baño en la playa, con una autopráctica de yoga, con la escucha que me brinda la meditación…… con un buen libro, un buen concierto (como lo echo de menos).

El mundo necesita más de nosotras, más de esa energía femenina de crear. 

El mundo necesita más seres decididos a parar, a escucharse, a sentirse, a vivir, algo que esta pandemia nos ha obligado a hacer.

El mundo necesita que volvamos a lo natural, a la esencia de las cosas, a entendernos como seres naturales conectados a la naturaleza. 

Y en ese camino estoy….. En el de expandir ese conocimiento, porque como dice esa frase famosa y que ahora cobra más sentido que nunca: LA SALIDA ES HACIA ADENTRO

pastedGraphic_3.png

Latest Posts