“Todas las limitaciones de mi hija me impulsaron a desarrollar mi propio proyecto profesional”

0
657

Por Beatriz Díaz. Gran Canaria. Galdar.

Soy Beatriz Díaz, tengo 29 años. Soy mamá y pedagoga. Natural de Gáldar, una ciudad al norte de la Isla de Gran Canaria. Soy hija de padres trabajadores y pertenezco a una familia de emprendedores. Con catorce años perdí a mi padre, de forma repentina. Ese acontecimiento en mi vida, marco un antes y un después, deje de ser una niña para convertirme en una “persona mayor”.

Mi adolescencia fue muy dura, la pérdida de mi padre me sumergió en un duelo sin fin, donde perdí mis ilusiones, sueños y metas. Me perdí por el camino, empecé a tener malas notas en el instituto. Asistí a terapias psicológicas junto a mi madre y mi hermano menor. En estas terapias descubrí que me apasionaba poder ayudar a otros. Me hacía feliz ver la satisfacción en las personas y fue cuando acabé segundo de bachiller que empecé a investigar y me llamó la atención la figura del orientador de institutos. Leí el perfil profesional de un pedagogo y me di cuenta de que podía abarcar muchos campos, no solo el educativo y que podía hacer realidad mi misión de ayudar a las personas a contribuir en proyectos sociales. Inmediatamente completé mi matrícula en la Universidad de La Laguna en Tenerife en el Grado de Pedagogía.

Dejar mi isla, a mi familia atrás y embarcarme en ese viaje hacia mi futuro, fue difícil, pero, todo valió la pena. Los estudios de Pedagogía me iban enamorando día tras día y por fin en el año 2014 me gradué. Tengo ese momento grabado en mi mente, esa sensación de seguridad y felicidad por haberlo conseguido. Sobre todo, ver la satisfacción de mi familia, especialmente mi madre, supe que había echo algo maravilloso.

Ya era Graduada en Pedagogía, ahora venía la parte más dura, encontrar un empleo. Este proceso ha sido muy difícil. Mis primeros trabajos nada han tenido que ver con mis estudios, empecé siendo comercial en telefonía y mis contratos no superaban los tres meses. Por momentos pensé que había escogido mal mi profesión, que no iba a poder desempeñar las funciones profesionales que tanto me gustaban. 

Con el paso del tiempo, conocí al que es hoy mi marido y en el año 2018 me convertí en madre de una princesa guerrera. Mi hija Aurora llegó al mundo batallando contra una enfermedad rara; “La Hernia Diafragmática Congénita”. La HDC es una malformación que no permite el desarrollo normal del diafragma y hace que los órganos asciendan a la parte de los pulmones, convirtiendo a los pulmones en órganos muy pequeños. Aurora, con apenas 72 horas de vida tuvo que ser intervenida de carácter urgente para poder reparar la hernia diafragmática congénita. Estuvo en UCIN del Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria durante catorce largos días. Su recuperación fue muy dura y dudosa. A los siete días de su operación, pudo por primera vez respirar por ella misma. 

La llegada de Aurora me puso el mundo patas arriba, todo lo que teníamos planeado se nos derrumbó. No puede asistir a escuelas infantiles hasta dentro de unos años, los médicos aconsejan esperar hasta los seis años, es aquí cuando la enseñanza en España es obligatoria. Así que, hasta el momento, Aurora es educada en casa por mí, lo que llaman “homeschooling”.

Todas las limitaciones de mi hija me impulsaron a desarrollar mi propio proyecto profesional con el único objetivo de poder conciliar vida familiar y laboral. Así que, a los cuatro meses de haber nacido, me hice autónoma, abrí mi despacho de Pedagogía, el cual aún sigue en pie. No fue una decisión fácil, pero era la única manera de criar a nuestra hija sana y fuerte. 

No me arrepiento de nada, gracias a esa decisión, Aurora está sana, no ha tenido complicaciones mayores de las que ya de por sí, su enfermedad tiene. En la época de confinamiento, fue muy dura también, pero gracias a la enseñanza virtual pude sacar adelante mi proyecto. Siguen siendo momentos duros y llenos de incertidumbre, pero, no me voy a rendir. 

Al futuro, le pido salud, mucha salud. Que me permita seguir creciendo profesionalmente ayudando a tantas familias como pueda. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here