miércoles, noviembre 25, 2020

ÚLTIMAS ENTRADAS

Con motivo de la celebración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, cuyo movimiento comenzó en el...

“TENGO LA SATISFACCIÓN DE PODER ATENDER Y AYUDAR A LAS MUJERES DE MI PUEBLO”

Por Amparo Delgado García (La Aldea de San Nicolás)

Me llamo Amparo, tengo 49 años y soy natural de La Aldea de San Nicolás. Aquí nací y me crié, y aquí vivo y trabajo.

Estudié Derecho y trabajo como asesora jurídica en el servicio de prevención y atención integral a mujeres víctimas de violencia de género del Ayuntamiento de La Aldea de San Nicolás desde hace 22 años. Un servicio que ofrece información, apoyo y asesoramiento a las mujeres aldeanas y a sus hijos e hijas.

Desde joven, he estado sensibilizada con diversos movimientos sociales y he estado vinculada y he participado en asociaciones de solidaridad, antimilitaristas, ecologistas, etc. 

Cuando empecé a estudiar Derecho, siempre tuve claro que quería dedicarme al ámbito social, así que, cuando se me ofreció la oportunidad de trabajar -en mi pueblo- en el área de la mujer, me sentí afortunada.

Empecé sin conocer el alcance real de las situaciones de discriminación que sufren las mujeres en general y en concreto las mujeres aldeanas, que no han quedado al margen de las situaciones de desigualdad que sufren las mujeres en el mundo en todos los ámbitos.

La mujer aldeana se ha caracterizado por ser luchadora y muy trabajadora, pero en muchas ocasiones situada socialmente en un segundo plano. Invisibilizada muchas veces y dejada al margen de la toma de decisiones importantes y sin opción a tener representación en los órganos relevantes.

Mi trabajo comenzó, por un lado, organizando actividades de diversa índole que le permitieran a las mujeres salir del exclusivo entorno laboral y familiar. Ofreciéndoles la oportunidad de ampliar su círculo de relaciones, de acceder a recursos para mejorar su calidad de vida y de participar activamente en la sociedad, de forma que se fomentara su autonomía y empoderamiento. En este sentido se han organizado charlas, talleres, visitas, etc. Y especialmente se impulsó el asociacionismo de mujeres, lo que dio lugar a la constitución de la asociación de mujeres “Las Cañadas”, que durante más de una década contribuyó a nivel municipal a trabajar en pro de la igualdad.

Y, por otro lado, prestando asesoramiento jurídico ante las diversas situaciones discriminatorias y especialmente ante los casos de violencia de género.

Después, con la entrada en vigor de las leyes en materia de violencia de género se ha pasado a prestar un servicio especializado en materia de violencia de género, que está dentro de la red insular que coordina el Cabildo de Gran Canaria.

Es un servicio referente para las mujeres en el municipio, en el que pueden recibir información, apoyo y asesoramiento.

En este sentido, tengo la satisfacción de poder atender y ayudar a las mujeres de mi pueblo, interviniendo en una problemática tan sangrante como la violencia de género y, en general, ante cualquier situación de desigualdad.

Contribuyendo, en un municipio con recursos limitados y que tiene dificultado el acceso a muchos servicios, a que las mujeres puedan contar con un recurso que atienda a sus problemáticas.

Y también al trabajo que erradique la desigualdad de género, planteando la necesidad de una convivencia social sin distinciones, donde mujeres y hombres tengamos las mismas oportunidades y los mismos derechos. Donde podamos disfrutar de la vida plenamente, teniendo como pilares los valores del respeto, el diálogo y la libertad, simplemente como personas.

Latest Posts

Con motivo de la celebración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, cuyo movimiento comenzó en el...