miércoles, noviembre 25, 2020

ÚLTIMAS ENTRADAS

Con motivo de la celebración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, cuyo movimiento comenzó en el...

“QUEDA TRANSFORMAR EL INTERIOR DE CADA INDIVIDUO, SOLO ASÍ ALCANZAREMOS LA VERDADERA IGUALDAD”

Por Estefanía Alonso (Gáldar)

Cada mes de noviembre cuento a mi alumnado los motivos que me movieron a empezar mi andadura en Igualdad. Y, ahora, he decidido contártelo a ti que me lees.

Cuando recuerdo su relato espontáneo, sincero, directo, de una madurez que erizaba la piel de todos los allí presentes, mis ojos se humedecen, mi garganta se estremece y su rostro, alegre, con carácter, vivo… viene a mí.

Era la tercera hora de un día de clase como otro cualquiera, antes del recreo. Faltaban cinco minutos para terminar, cuando le pregunté:

  • ¿Cómo estás llevando el proceso de la quimio? ¿Están mejor tus analíticas?
  • Sí, seño. Estoy mejor.

Allí en la primera fila junto a mi mesa, su compañera la interrumpe y le pregunta:

  • ¿Es verdad que dejaste a tu novio? ¿Pasó la noche contigo y al día siguiente le dijiste que no fuera más a verte?
  • Sí, así es. Tuvo que existir un dolor tan fuerte como el trasplante, un dolor más fuerte que sus golpes, lo que me ha hecho tomar esta decisión. Lo que me quede de vida lo quiero pasar junto a mi madre, padre y hermana.

Mis ojos se abrieron como nunca antes lo habían hecho, no alcanzaba a creer lo que escuchaba y le dije:

– ¿Qué tu novio te maltrataba en el aislamiento del hospital?

– Sí, lleva años maltratándome.

Y comenzó a relatar su historia. Se hizo el silencio, sonó la sirena del recreo y nadie se movió. Nos quedamos helados, mi estómago se encogió y, en ese mismo momento, me dije: “Tengo que hacer algo; esto no puede volver a suceder”.

Con el testimonio de Noelia, comenzó mi historia en Igualdad.

II

El siguiente año me acredité en Igualdad, curso que imparte la Consejería de Educación para formar en esta materia. Y pasé a ser la coordinadora de Igualdad. Noelia y la acreditación ampliaron mi visión sobre este tema.

Mi primera labor: hacernos visibles. 

Recuerdo que hace 10 años era una ardua labor encontrar noticias sobre mujeres científicas, deportistas o mujeres de las cuales se hablara en positivo y sobre sus ocupaciones o proyectos. Después, monté varios performances buscando despertar la sensibilidad en la comunidad educativa, así como la celebración de los “días D” (25N, día de la eliminación de la violencia de género, y 8 de marzo, día de la mujer trabajadora…).

III

Y hace cinco años que llegué al Norte obteniendo mi plaza definitiva en el IES Roque Amagro, donde he desempeñado la labor de coordinadora y Agente Zonal de Igualdad.

Ser Agente Zonal de Igualdad del CEP Gran Canaria Noroeste es brindarme la oportunidad, junto a mis compañeras AZI, de sentirme acompañada por 25 personas coordinadoras de otros centros educativos de la Comarca Norte, las cuales avanzamos con el propósito de conseguir un mundo más igualitario. 

En los distintos centros escolares se pueden apreciar las semillas sembradas desde la Educación Infantil hasta el bachillerato. En conjunto, hemos organizado tres Jornadas de Igualdad, aunque la última no se pudo celebrar debido al COVID. En ellas, nuestro alumnado expone lo trabajado durante el curso escolar.

Se puede observar cómo avanzamos en sensibilidad, lenguaje inclusivo, detección de micro machismos, deconstrucción de los mitos del amor romántico, escucha atenta de canciones para el análisis de sus letras y tópicos, desde los boleros al reggaetón, y que nos chirríen los oídos hablando de la culpa hacia las mujeres, el “no puedo vivir sin ti”, la cosificación de la mujer y otras realidades que, lamentablemente, se normalizan en las relaciones de pareja.

Nos damos cuenta de la importancia del empoderamiento, la sororidad, la visibilidad del colectivo LGTBIQ+, la importancia de la creación de bibliotecas coeducativas, las nuevas masculinidades, que el varón no nos vea como enemigas sino aliadas y reflexionar partiendo que hemos sido personas educadas en una sociedad patriarcal…

Si somos “Más Nosotras”, ellos podrán ser “Más Ellos” …

Queda transformar el interior de cada individuo, solo así alcanzaremos una verdadera Igualdad. Que se nos mueva algo dentro llevándonos a la necesidad de cambio profundo: a construir relaciones equilibradas, sanas, libres… donde la comunicación y los cuidados sean prioritarios, recíprocos e igualitarios. NUESTROS CORAZONES SON IGUALES.

Latest Posts

Con motivo de la celebración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, cuyo movimiento comenzó en el...