“MI SUEÑO ES CREAR UNA MOYA RODEADA DE AGRICULTOR@S QUE SE DEDIQUEN A SU PUEBLO Y QUE EL PUEBLO ADMIRE Y VALORE A SUS VECINOS”

0
690

Por May Alonso (Moya)

Cuando eres madre, todo es nuevo, aterrador… Te sale puro amor por los poros. 

Cuando eres cosmopolita, cuando tu trabajo es pura adrenalina, cuando cada paso que das es para superarte a ti misma en un mundo de hombres, donde tienes que ser la mejor no sólo en tu área, sino en todas las que tocas… Crecer desde lo más bajo y tocar el techo. Y eso hice, llegué a lo más alto. Y, de repente, era madre. 

En lo más álgido de mi carrera, mi hija nació con una alergia alimentaria grave, muy grave. Eso me dedicó absolutas noches en blanco investigando qué originaba esto, cuando la clave era obvia: ¿Qué estamos comiendo?

13 años más tarde regento una tiendita singular en la preciosa Villa de Moya, me dedico no solo a vender comida sana, sino a intentar crear una comunidad en mi pueblo de acogida, conectando la sabiduría de nuestros mayores, con las necesidades actuales de alimentación. 

Mis hijos me han enseñado que no sólo lo que comemos nos nutre y nos cura, sino la forma de hacerlo también. Esto, concretamente, me lo enseñó mi hijo, ya que los sentimientos y los recuerdos en cada etapa de nuestra vida nos marcan. 

Amo mi trabajo de una manera tan intrínseca y pasional, que, desde pequeña, lo que más feliz me hace es ver la sorpresa y la comprensión en los demás.  Y es que comer, cocinar, dar y regalar es nutrir el alma. Es crear una comunidad que, dando conocimientos y amor, se expande como una ola en el mar, y la onda expansiva crece cada día un poquito más. 

Mi sueño es crear una Moya rodeada de agricultor@s que se dediquen a su pueblo y que el pueblo admire y valore a sus vecinos. En definitiva, juntos es la única manera de crear sinergias para salir adelante como unidad, con o sin pandemia estamos avocados a sobrevivir y protegernos, no seamos en el futuro los que quisimos volver y el pueblo había muerto siendo una ciudad dormitorio. Esa ciudad dormitorio a la que vamos a dormir y no usamos, yendo a los grandes centros comerciales de la ciudad, y no apostar por el producto local y los pequeños comercios que lo conforman. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here