“Me definen como una mujer todoterreno, así dicen que soy”

0
458

Por Julia Ponce Trujillo. (Firgas)

Me llamo Julia, tengo 59 años y una larga e intensa vida que contarte. Desde muy temprana edad, descubrí, con mis padres y algunos de mis hermanos, que puede ser que en el campo no tengamos la oportunidad de estudiar, pero sí de aprender las mejores lecciones, que son las que no solo se interiorizan con sacrificio y esfuerzo, sino también con amor y respeto. 

Me casé con tan solo 16 años y, a los 17, tuve a mi primera hija. En ese momento, conocí el amor más profundo que puede sentir una mujer. Y así fue como mi marido y yo comenzamos a pensar en construir un hogar, con esa casa tan deseada y cómplice de nuestros sueños e ilusiones. De esta forma, invertimos en un solar y, una vez más, me tocó reconvertirme a peón de albañil con mucho sacrificio, pues no podíamos permitirnos contratar a nadie más. Mientras mi marido iba a trabajar a la empresa conocida como “Agua de Firgas”, yo ponía bloques y seguía al pie de la letra las instrucciones del albañil, levantándose, de esta forma, la que hoy es mi casa. 

Siempre tuve claro que haría todo lo posible por ser autosuficiente. Tanto es así, que decidí sacarme el carnet de conducir, uno de mis anhelos, al cumplir 20 años. Cuando lo tuve en mis manos, no me lo podía creer, porque simbolizaba esa libertad que era como respirar y que sabía que conseguiría, como todo lo que me proponía. Acto seguido, me compré un mini verde, “un 50.000”, luego un Seat Málaga y así hasta mi coche actual. 

Cada verano, cogía a mis sobrinas y sobrinos, los montaba en el coche y nos íbamos a la playa, donde pasamos momentos inolvidables. A la par, empujé a mi marido a hacer lo mismo, aconsejándole que no tuviera que depender de nadie. Es más, lo llevaba yo misma a la autoescuela, con la ilusión de que pudiera vivir la misma sensación que experimenté yo al saberme independiente. 

Mi vida ha sido muy intensa. Tengo tantas cosas que contar, que podría escribir varios libros y, aun así, no terminaría. Sin embargo, hay algo de lo que me siento especialmente orgullosa, ya que demostré a los hombres de la finca en la que trabajé durante algún tiempo que podía hacer el mismo trabajo que ellos, que pensaban que las mujeres éramos el sexo débil y que, por tanto, no estábamos preparadas para labores que requerían un mayor esfuerzo físico. Por este motivo, le comenté al patrón de la finca que, si me enseñaba, podía conducir el tractor que había allí. Ante mi sorpresa, este asintió y ya me encargué yo de demostrar que no estaba equivocada y podía acometerlo. 

En la actualidad, y gracias al convencimiento de mi padre, presido la Asociación de Vecinos Afurgad La Cruz de Firgas. Y es que Valentín, como se llamaba, ha sido mi pilar, mi faro y mi luz, el que me enseñó a ser valiente, responsable, fuerte y humilde. Sin duda, su legado me acompañará siempre. Y es que, en este caso, yo no lo tenía claro cuando me lo ofrecieron. Es más, se me cayó el cielo encima, repitiéndome constantemente que todos los tuertos de la isla me estaban mirando. Hoy, por suerte, puedo decir que ha sido una de las mejores decisiones que he tomado, ya que he aprendido todo lo relacionado con el papeleo, pedir subvenciones, organizar fiestas y eventos, cuidar y reconstruir la fachada y todas las infraestructuras del edificio. 

Este año que termina, la vida nos ha puesto a prueba con una pandemia sin precedentes. Nunca hubiera podido imaginar que me tocara tan de cerca, ya que mi madre, con 90 años, dio positivo en COVID-19. Gracias al cielo y a su fortaleza, lo ha podido superar, dándonos la mayor de las alegrías, así que no puedo pedirle más a la vida, que también me ha premiado con dos hijas maravillosas, cuatro nietos y un marido ejemplar. 

Por todo ello, puedo decir que soy muy feliz, aunque, por salud, ya no pueda seguir siendo tan todoterreno como me dicen, pero lo que sí seguiré siendo es “Julia la valiente”, como decía mi padre, que es hija, hermana, amiga, madre, esposa y, en definitiva, MUJER. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here