“Me apasionan las personas”.  Todo el mundo tiene una entrevista.

0
1504

Eulalia Marina Pérez Acosta

Recuerdo imaginarme de niña, jugando con cualquier elemento que tuviese -parecido a un micrófono-.  Eran otros tiempos y en la sociedad de la época los roles hombre-mujer estaban muy definidos, y esa es la realidad social en la que crecí.   

Veía la vida adulta como algo lejano, un horizonte donde se encontraba la independencia  personal y económica que adquiriría a través de la formación, el estudio y una profesión que me gustara. ¡Soñando, TODO era POSIBLE! Y mis padres me animaban a ello.

Me llamaba mucho la atención la mágica y misteriosa radio. ¿Cómo era posible que las ondas hertzianas, (unas ondas electromagnéticos en el aire), se “colaran” en las casas de todo el mundo?…

Aunque cueste imaginarlo hoy en día, de pequeña, era muy tímida y callada. Se me daba muy bien leer, ¡me encanta!, pero me ponía roja como un tomate cuando me pedían leer en voz alta en clase. 

En conversaciones con otros compañeros/as de profesión, he encontrado casos similares y tengo la creencia que:  Detrás de un locutor/a encontrarás, posiblemente, a un niño o niña que en su infancia se mostraban tímidos”.

Y ha sido la vida, aparte de los estudios, para mí muy necesarios, la que me ha enseñado a vencer esa vergüenza irracional que hacía inalcanzable dedicarme a la profesión que vengo desarrollando desde hace algo más de treinta años como locutora en la emisora municipal Radio Gáldar. 

Me considero una alumna perenne. La vida es una gran maestra que nos va enseñando.   Además de permanecer en una formación continua para estar al día.

Y, sucede que las ganas… ¡GANAN! Y, aunque fuese tímida y me ardiera la cara ¡de roja que se me ponía!, la radio me apasiona.  ¿Y sabes lo que pasa cuando te apasionas?, pues que estás hipermotivada y te atreves con todo dando lo mejor de ti. 

Me gusta pensar que cada persona procura ofrecer lo mejor de sí, de la mejor forma posible, como sabe, acorde a sus valores y en una autoevaluación continua en la búsqueda de llegar a “SER” un ser HUMANO, -en mi caso mujer-, que trascienda desde el amor y la no violencia, mejorando día a día, hasta el último suspiro, porque, -como canta Juanes- “La vida es un ratico”.

Y en este viaje de la vida, en el presente curso radiofónico 2022-2023, GRACIAS al respaldo de la audiencia, el programa “Las Mañanas de Radio Gáldar” CELEBRA ¡¡¡30 años de emisión!!!, siendo uno de los matinales de más horas que se realiza en directo, de lunes a viernes, en todo el archipiélago en galdar.es/radio

Más de tres décadas hace desde mis comienzos en Radio Arucas, -donde estaría, un año y medio aproximadamente-, más los treinta que le han seguido hasta la actualidad en Radio Gáldar, aparte de colaboraciones en otras radios, televisiones y medios de comunicación.

Y es en la radio, donde me percibo siendo como yo soy, una persona con curiosidad que se sigue “recordando oyente”, y que pregunta por aquellas cuestiones por las que se interesaría una señora o un señor desde su casa, si tuviese la oportunidad.

En un medio de comunicación tan inmediato, cercano y  en directo, -dada mi timidez-, no echo cuentas de la cantidad de personas que pueden estar a la escucha.  Y es que, en caso contrario, sería imposible salir todos los días en antena dando los “Buenos días” de lunes a viernes -o diciendo- “¡Hola, Hola… Aquí estamos contigo una mañana más!…”. Un reto que no podría haber llevado a cabo si me detengo a pensar en la multitud de oyentes que puede haber al otro lado, aunque también pueden estar las gallinas ponedoras de una granja(risas).  Y no es un chiste, porque una vez, un señor, nos comunicó con entusiasmo, que les dejaba la radio puesta a sus gallinas y que había observado que las hacía más ponedoras. Una utilidad que debería tenerse en cuenta en otras granjas.  Igual que hay un estudio que revela que una vaca que escucha música clásica, produce 5 litros más de leche al día que una que no escucha música o que escucha otros géneros musicales menos “tranquilos”.  En fin…  que sumamos a las gallinas como oyentes, ja, ja, ja.  Y junto a las gallinas, a perros, gatos, loros, etc. que, cuando sus dueños salen de casa, y se ausentan por varias horas, les dejan la radio encendida para que se sientan “acompañadas”.  Hubo incluso, una señora  que, -muy convencida- nos llamó agradecida porque sus agapornis se mostraban más cantarines y felices cuando les ponía Radio Gáldar y ella se aficionó al matinal ¡gracias a ellos!. Quizás habría que hacer un estudio de los beneficios que proporciona la radio en el mundo animal.

No pienso en una “masa abstracta, sin forma” de oyentes cuando realizo mi labor, me imagino y visualizo a las personas escuchantes, sobre todo mujeres, para las que por las mañanas, la radio les supone entretenimiento y fuente de información cercana y amigable. Y es que, entiendo que, para llegar a las personas al otro lado del receptor, “nos tenemos que unir, vincular de algún modo”, como cuando en la película Avatar expresan esa conexión con un  “Te veo”, porque al final se trata de generar una conexión entre seres humanos. 

Mi labor la ejerzo en una ciudad vibrante como es Gáldar, de casi 25.000 habitantes, donde voy conociendo con el tiempo, a muchas de esas personas que nos conceden su atención y escucha en el día a día.

Busco una comunicación que surja desde el corazón, amable y constructiva, que mucha falta hace en la información diaria. Y es que considero, que se puede contar, lo que se tenga que contar, con la habilidad de procurar hacerlo sin dañar y sin generar el típico morbo informativo tan de actualidad. 

Como mujer y profesional de la radio, tener la oportunidad, durante tantos años, de hacer lo que me gusta es gratificante, aunque haga más horas que un reloj, al tratarse de una emisora municipal donde diriges, presentas, planificas, coordinas, preparas y propones contenidos, después de llamar y agendar a los invitados-as, produciendo y preparando sus entrevistas. Y ¡gracias a las personas colaboradoras!, que llega un momento en el que se manejan con cierta autonomía.  ¡Gracias a todas ellas!… y eso, ¡ojo! sin entrar aún en antena que son varias horas en directo. Multitareas que no son visibles y que en una gran cadena de radio significaría un importante número de personas en nómina.

En una entrevista escuché a Teresa Viejo, (escritora, periodista, conferenciante y mujer de radio), expresar que este oficio es bonito, a la vez que muy exigente y cansado. Y no puedo estar más de acuerdo, generándome cierto alivio que alguien a quien admiro, muestre esta realidad objetiva y poco visibilizada. Reconozco que me ha dado pudor admitir este hecho, porque no siendo una labor esforzada físicamente, has de estar psicológicamente al 100% durante muchas horas en directo, así como otras tantas fuera de antena, y en casa, documentándote e investigando los diferentes temas y múltiples entrevistas a tratar. El directo, en el ejercicio del  día a día, durante tantas horas seguidas puede resultar agotador, invirtiendo mucha energía en ello.

   Las entrevistas me apasionan.  Conocer a las personas:  lo que hacen, sus testimonios de vida, sus saberes y conocimientos, lo que tienen que aportar, su misión de vida, su contribución…  Estoy convencida que, “todo el mundo tiene una entrevista”. Cualquier persona te puede sorprender y aportar algo, y sin duda, me resulta mucho más atractivo poner atención para aprender, a ser yo la que cuente sobre mí. Valga la idea, “que si tenemos un par de orejas y una boca, es porque hay que escuchar el doble a lo que se habla”.

Tengo un buen ramillete de motivos para dar las GRACIAS. 

En lo laboral, hay personas con las que estoy y estaré agradecida, porque depositaron su confianza en mí. Directores de radio como:  Luis Carlos Falcón(Radio Arucas)y Jesús Quesada Medina(Radio Gáldar), a los técnicos de sonido:  Paco Bolaños y Gilberto Candelaria. Al Ayuntamiento de Gáldar, con sus diferentes corporaciones, la institución a la que pertenece la Emisora Municipal Radio Gáldar como Servicio Público, así como a un magnífico plantel de personas colaboradoras que han pasado por la radio a lo largo de todos estos años ¡Gracias por su aportación altruista en el ofrecimiento de sus conocimientos y saberes!.  

También, después de más de 30 años en el ejercicio de esta profesión, a las miles de personas invitadas que nos han regalado su tiempo y testimonios. Y por su puesto, a la audiencia a quien  dedicamos y entregamos nuestra labor, que son nuestra razón de ser. ¡Gracias por sostenernos, sugerirnos y motivarnos!.  

Para finalizar, hay dos cosas que expreso desde el corazón, con mucha claridad y desde que tengo la oportunidad:  El agradecimiento a las personas que la vida me ha ido presentando y que han contribuido significativamente en la mía. Y decir ¡te quiero! un sentimiento tan necesario que, comparándolo con una planta, para que florezca precisa del sol y el aire libre, sacarlo afuera al exterior.  Si lo guardas para ti, puede acabar marchitándose, y quizás, un día, cuando quieras pronunciarlo, sea demasiado tarde.   

Habitualmente escribo para aclarar mis ideas y se me ha hecho extraño hacerlo para que lo lean otras personas.  Muchas gracias por los minutos dedicados a esta lectura.

Un abrazo grande y mi cariño.

Eulalia Marina Pérez Acosta.  

30 años comunicando en Radio Gáldar 107.9 FM  galdar.es/radio

C/ Faicán Guanache, 2   Teléfono:  928551422 

Plaza de los Guanartemes.  (Zona, trasera del Santuario de Santiago Apóstol).

Excmo.  Ayuntamiento de Gáldar.