‘Love is Love’

1
974

Solemos utilizar etiquetas para definirnos a nosotros mismos, y a los demás, de una forma simplificada, pero somos mucho más que las etiquetas que nos ponemos o nos ponen. Nuestra identidad está formada por una multitud de factores, incluyendo los valores, la cultura, la formación, las experiencias personales, etc., ninguna etiqueta puede abarcar toda esa complejidad. Muchas veces solemos juzgar a las personas basándonos en estereotipos o prejuicios que están muy arraigados en nuestra sociedad y a menudo son causados por la ignorancia o la falta de trato con diferentes grupos de personas. Al colocarnos etiquetas nos encasillamos en categorías impidiendo que seamos vistos en nuestra totalidad, como seres humanos únicos y complejos que somos. Reconocer y aceptar las diferentes identidades y orientaciones sexuales, por ejemplo, es fundamental para poder convivir y construir sociedades justas. Las personas debemos tener la libertad de ser quienes somos sin temor a la discriminación o la violencia. 

La vida humana más que definirla como un conjunto de etiquetas que nos separan y limitan, la definiría como un maravilloso y complejo mosaico, donde cada pieza representa a una persona, y cada fragmento, con sus colores y formas únicas, contribuye a la belleza y la integridad de un conjunto donde el amor lo impregna todo. La diversidad de las personas es una riqueza profunda que define y enriquece nuestras sociedades. Aceptar y celebrar la diversidad es esencial para el progreso humano, ya que nos desafía a salir de nuestra zona de confort, a cuestionar nuestras propias creencias y a crecer como individuos y como sociedad. Nos enseña la importancia de la empatía y la compasión, y nos recuerda que cada persona tenemos algo valioso que ofrecer. La diversidad es lo que nos hace verdaderamente humanos.

Por eso sería ideal que habláramos de personas y de convivencia, porque estaríamos subrayando la importancia de crear un entorno en el que todas las personas podamos coexistir armoniosamente. Este enfoque va más allá de la mera inclusión, que a menudo se percibe como el proceso de integrar a las personas de grupos minoritarios o marginados en la estructura existente, pareciendo que se le hace un favor al permitirles el acceso y la participación en la vida social. La convivencia, en cambio, implica la creación de una sociedad en la que todas las identidades y experiencias son reconocidas y celebradas de manera equitativa. La convivencia enfatiza la necesidad de que todas las personas nos respetemos y entendamos mutuamente, independientemente de nuestras diferencias. Implica reconocer y valorar activamente la diversidad como una fortaleza, no solo como algo a tolerar.

Por mi experiencia personal puedo afirmar que el amor y la educación son fundamentales para conseguirlo. Los padres y familiares amando sin condiciones facilitamos el vuelo a nuestros hijos e hijas. Si actuamos también como modelos de convivencia, mostrando cómo respetar y valorar las diferencias haremos que sus relaciones personales sean más amables y sanas. Enseñar valores como la empatía y la solidaridad es la mejor herencia que les podemos dejar.

La comunidad educativa es otro pilar imprescindible, desde que se incluyen los temas de diversidad y convivencia en el currículo escolar se fomenta una comprensión profunda y un respeto por las diferencias. Eso no es adoctrinamiento, eso es crear espacios donde puedan compartir sus experiencias y aprender unas de otras en un ambiente seguro y respetuoso. Proporcionar formación a los profesores sobre cómo promover la convivencia en el aula también es muy importante para dar un apoyo emocional y crear un entorno libre de bullying.

La presencia de referentes y apoyos juegan también un papel fundamental en la transformación social y en la promoción del respeto a las diferencias. Los referentes, o figuras públicas reconocidas, pueden servir como modelos a seguir para todas las personas y desafiar los estereotipos y prejuicios existentes, demostrando que, por ejemplo, las personas LGTBI pueden y deben ser parte integral de todos los ámbitos de la sociedad. Saber que no están solas y que otras han superado desafíos similares puede ser una fuente significativa de fortaleza emocional y psicológica. La representación positiva y visible de personas diversas en los medios de comunicación, la literatura, el cine o la política contribuye a que las diferencias sean vistas como algo natural y valioso. La presencia constante de referentes diversos puede ayudar a reducir también la discriminación y el acoso, al mostrar que la diversidad no solo es aceptada, sino celebrada.

Los grupos de apoyo y las asociaciones como GAMA ofrecen recursos, asesoramiento y un espacio seguro para compartir experiencias. Estas redes son vitales para el bienestar de las personas y las familias. Aprovecho para manifestar públicamente que me siento eternamente agradecido por el acompañamiento profesional y humano que nos brindaron a mi familia y a mi que nos ayudo, entre otras muchas cosas, a vencer los miedos y las dudas que tuvimos al comienzo de nuestra transición. Sin ellas no hubiera sido tan fácil ni hubiéramos sido tan felices como somos hoy en día. 

Me parece importante hacer un llamamiento a la unión de los colectivos feministas en la defensa de los derechos de todas las mujeres, incluidas las mujeres transexuales. Es esencial para la creación de un movimiento más fuerte y efectivo. Esta colaboración no solo fortalece la lucha por la igualdad de género, sino que también promueve una mayor solidaridad y empoderamiento, asegurando que todas las mujeres puedan vivir con dignidad y respeto. La inclusión y representación de las mujeres transexuales en el feminismo es un paso fundamental hacia la justicia y la equidad para todas.

Para terminar comparto contigo, que para mí, el verdadero amor no tiene etiquetas, no conoce fronteras ni limitaciones, solo tiene corazones que se encuentran y se reconocen en la libertad de ser quienes realmente son. El amor nos ilumina el alma, nos acaricia el cuerpo, y nos recuerda que, al final del día, lo que realmente importa es amar y ser amado.

1 COMENTARIO

  1. Hola Miguel! Por qué coincidimos en lo mismo?!
    Como siempre guapísimo!

    Buena vibra!!!
    Un fuerte abrazo!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí