“Debemos apostar las mujeres por romper los techos de cristal”

0
547

Por Isabel Martinón López (Lanzarote)

Soy Isabel Martinón López, nací en Santa Cruz de Tenerife, el 8 de noviembre de 1967. Cuando tenía 5 años, mis padres decidieron trasladar su residencia a la isla de Lanzarote de donde procedían, por lo que me siento conejera cien por cien. 

Desde pequeña siempre quise estudiar para ser abogada; lo mío es vocacional, me encanta arreglar los problemas de los demás y me siento feliz cuando encuentro solución a los conflictos que se me plantean. Este amor a la profesión me lo inculcó mi padre, Antonio Martinón Armas, también abogado con más de 50 años de ejercicio.

La carrera de Derecho la estudié en la Universidad de Salamanca, la continué en la Universidad de Amberes (Bélgica) y la terminé en la Universidad Europea de Madrid. También compaginé mis estudios con mis veranos en Inglaterra aprendiendo inglés. Siempre tuve claro que tenía que aprovechar mis años de estudiante para seguir formándome y no quedarme solo con la licenciatura, pues vivimos en un mundo muy globalizado y tenemos que adaptarnos a los nuevos tiempos, seguir ampliando los conocimientos y no quedarnos solo con lo que aprendimos en nuestros años de universidad. 

Tengo más de 20 años de experiencia profesional como abogada especializada en asuntos de Derecho Civil y Penal en la isla de Lanzarote. Soy feliz con mi trabajo, que desarrollo de 8 de la mañana hasta las 15 horas, porque quiero disfrutar las tardes con mi hijo de 15 años, verlo crecer y madurar. Por estar con él, he renunciado a tener más trabajo y más clientes, pero la vida son etapas y yo me siento satisfecha de haber cumplido con la mía como madre cuando mi hijo más me necesitaba y también de poder ejercer mi profesión de abogada. Al ser autónoma, nos podemos marcar nuestro propio horario de trabajo. 

Como profesional autónomo, todos sabemos que existen rachas en las que se pasa mal, porque son muchos los gastos e impuestos que tenemos que pagar si tenemos una oficina o despacho propio (Seguridad Social, trimestrales, cuota como abogada ejerciente, sueldo secretaria, gastos de la oficina, etc), esto en circunstancias normales, pero ahora la situación se nos ha complicado a todos mucho, después de vivir un año de pandemia por la llegada del virus Covid 19 y sufrir unos meses de confinamiento y restricciones, que nos ha reseteado a todos, pero que también nos ha enseñado a priorizar y a darle importancia a las cosas que de verdad la tienen.    

Además de ejercer mi profesión, también me gusta estar al día en las redes sociales. Me encanta plasmar mis reflexiones sobre temas de actualidad en Facebook e Instagram, con el fin de despertar conciencias y generar opinión. También uso el LinkedIn para temas de la profesión. Siempre me ha gustado emprender proyectos que tengan que ver con la mujer profesional y, en todos ellos, he puesto ilusión y dedicación. En septiembre de 2018, fundé la Asociación de Mujeres Profesionales, Empresarias y Emprendedoras Chárter 100 en Lanzarote, con el fin de conseguir que la igualdad entre hombres y mujeres sea efectiva en la sociedad en la que vivimos. 

Pienso que vivimos en un mundo cada vez más competitivo y que las mujeres profesionales deberíamos estar más unidas para romper las barreras y el techo de cristal que todavía sigue existiendo en pleno siglo XXI a la hora de ocupar los puestos directivos. No estoy de acuerdo con el sistema de cuotas, porque creo que una mujer debe ocupar el puesto de responsabilidad para el que ha sido designada, por méritos propios, es decir porque lo merece por su valía profesional y no porque se tiene que cumplir con la paridad, con el sistema cremallera hombre-mujer. Esto es algo en lo que debemos seguir trabajando, porque existen mujeres profesionales muy cualificadas a las que todavía no se les ha dado su sitio en la sociedad en la que vivimos y que estoy segura que, por su experiencia personal y profesional, mejorarían los objetivos marcados por las empresas. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here