DANI ALVES EN LIBERTAD, ¿Y QUIÉN PROTEGE A LA VÍCTIMA?

0
778

MARA LÓPEZ.

​ A principios de febrero de este año, se celebraba el juicio por la presunta violación de Dani Alves a una joven, en una discoteca, la noche del 30 de diciembre de 2022, juicio que estábamos esperando de manera ansiosa, ya que no dábamos crédito con todo lo que se decía de la víctima, y la frialdad y crueldad con que Dani Alves y sus seguidores, defendían un hecho tan atroz.

​Sin faltar al principio de presunción de inocencia, no deja de llamarme la atención que se le dé crédito a un tipo que es capaz de dar cinco versiones diferentes de los hechos, sí, no leen mal, cinco versiones diferentes. 

​En la primera niega haber visto a la víctima en toda su vida, posteriormente ya reconoce relaciones, pero obviamente consentidas, y por supuesto, después de dar cuatro versiones que no le daban ninguna garantía en la quinta utiliza el alcohol para justificar su conducta, pobrecito, ya no recuerda lo que sucedió porque está tan borracho que no es consciente, se me encoge el alma, ¿nos toman por tontas y tontos? ​​​

​Pero, por si todo esto fuera poco, por si no era suficiente negar a la víctima, decir que era una buscona, que lo incitó, que consintió y que lo provocó, ¨La Vanguardia¨ le concede una entrevista estando en prisión, ¿hasta cuándo va a seguir la prensa dando voz a los agresores?, y como no, ahí ya hizo el papel de su vida, ¨Yo la perdono¨ dice el jugador, invirtiendo los papeles, lo típico en este tipo de perfiles de agresores, el victimario convirtiéndose en víctima, ¨Nunca he hecho daño voluntariamente a nadie. Y a ella aquella noche tampoco. No sé si ella tiene la conciencia tranquila, si duerme bien por las noches. La perdono, sigo sin saber por qué ha hecho todo esto, pero yo la perdono¨…

​Es el colmo del cinismo, da cinco versiones distintas y ahora se auto victimiza, ¿y encima habla de conciencia? Por poner un ejemplo los psicópatas criminales o los maltratadores narcisistas tienen la conciencia bien tranquila y duermen a ¨pata estirada¨, ahí lo dejo Dani Alves, por eso imagino que tú no tienes problemas de sueño.

​El pasado 22 de febrero por fin sale la sentencia de este juicio, y nos llevamos un sentimiento agridulce. La sensación es de alegría al saber que el agresor ha sido condenado por un delito de violación, es un éxito y una sentencia ejemplar, es la prueba de que la ley del ¨solo sí es sí¨ no sólo es necesaria, sino efectiva, ¿pero con qué problema nos encontramos ahora? Con la pena, sí, con la pena, ¿cómo es posible que pidiéndose 12 años de prisión por parte de la acusación particular y 9 por parte del Ministerio Fiscal, se acabe condenando a este señor por unos hechos probados a tan solo cuatro años y medio de prisión? ¿Cómo es posible que se aplique como atenuante el dinero depositado por el jugador en el juzgado para la reparación del daño de la víctima? Si la reparación del daño es un derecho de la víctima y, además, tal y como dice la propia sentencia, ¨En estos casos, en los que se afecta a bienes jurídicos personalísimos como lo son los derechos a la libertad sexual…, la indemnización económica no cumple una función ni restitutoria ni reparadora en un sentido estricto. Adquiere un valor simplemente compensatorio que sirve para mitigar de una manera muy poco significativa la grave lesión del bien jurídico producido¨. ¿Entonces? ¿Alguien me lo puede explicar?

​Pero como esta pena ridícula no era suficiente, esta pasada semana nos levantamos con la terrible noticia de que La Audiencia de Barcelona concede la libertado provisional a Dani Alves a golpe de billete. Le dan de plazo hasta el 19 de marzo a las 14:00 para depositar 1.000.000 € y salir en libertad, plazo que se le amplia hasta las 15:00 horas, y no me pegunten como ni por que, se le amplia hasta el lunes 25 de marzo fecha en la que finalmente el violador ha depositado la fianza y ha salido en libertad. Y yo me pregunto, ¿dónde están las garantías de la ley? Ah sí, no recordaba que el sistema jurídico español cada vez parece mas garantista para el agresor que para la víctima. ¿Y alguien ha pensado en la víctima, alguien se ha planteado desde el sistema judicial como se puede encontrar esa chica, alguien se ha puesto en su situación, alguien se ha planteado que el estado, la ley y la justicia están para protegerla a ella y garantizar su bienestar y su seguridad? ¿Alguien se imagina lo que esa chica lleva sufriendo desde ese dichoso 30 de diciembre de 2022 hasta la actualidad, ella y su familia? ¿Alguien desde ese sistema judicial es consciente de que esa chica tiene la vida destrozada y marcada de por vida?

​Desde que leí la noticia de que cabía la posibilidad de que Dani Alves saliera en libertad yo no he hecho otra cosa más que pensar en la víctima, día y noche. No paro de pensar cómo puede sentirse esa chica, ella y su familia, su entorno, ante tal despropósito. Pero hoy, también pienso en que perdemos todas las mujeres, porque no olvidemos que hay un violador no confeso y no arrepentido en la calle, un violador que ha obtenido su libertad con dinero y no hay mayor peligro que ese, el poder y el dinero.

​Esa víctima ha quedado desprotegida por un sistema judicial que presume de ser pioneros en derechos en el mundo, un sistema judicial que presume de penas ejemplares, y yo me avergüenzo de este sistema, no señores, este es un sistema que deja a las víctimas en desamparo, en el abandono, con miedo, sintiendo terror, tristeza, frustración, rabia, y sufriendo una revictimización tras otra. Un sistema que hunde una y otra vez a las víctimas con este tipo de hechos, un sistema que no siente vergüenza de hacer este tipo de cosas, un sistema que niega el derecho de libertad a la víctima para concedérselo al agresor. Un sistema que nos hace plantearnos en qué clase de país vivimos.

​Como madre de una víctima de violencia machista, sé perfectamente lo que sienten las víctimas, y puedo asegurar que esa chica que lleva desde diciembre de 2022 sufriendo, acaba de pasar por un proceso judicial durísimo, se ha llevado la decepción de una condena irrisoria, ahora mismo tiene que estar aterrorizada, frustrada, tendrá miedo a salir, sentirá culpa, ira, decepción, fracaso, angustia, tristeza y podría seguir hasta un no parar de sentimientos que les acompañan durante tantísimo tiempo, que encima con estos varapalos del sistema se agravan y termina sintiendo hasta culpa.

​Yo sólo le quiero decir a esta chica que ¨estamos contigo¨, insisto en que no debes dejarte caer, y si caes levántate, lucha, debes seguir luchando, aguanta, llega hasta el final, aguanta porque no estás sola, aguanta porque mereces ser feliz, aguanta porque eres un referente para muchas mujeres y niñas que pasan por lo mismo, aguanta porque tu lucha es nuestra lucha. Y quiero que sepas que no estás sola, la justicia te ha dado la espalda, el pueblo no, vas a sentir el apoyo y vas a salir adelante, vas a llegar al final y por mucho dinero que tenga Alves vas a conseguir ganarle este pulso judicial porque la verdad siempre gana. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí