“Tengo una libreta llena de reflexiones de vida que fluyen mientras corro, todavía no sé muy bien que hacer con todo eso”

0
570

Por María Pérez Suárez. Gran Canaria. San Mateo.

Mi historia comienza en un pequeño pueblo de montaña de Gran Canaria, en Las Lagunetas de la Vega de San Mateo, habitado sólo por unos cientos de habitantes. Nací en el seno de una familia muy humilde que persiguiendo el sueño de una vida mejor emigró a Nueva York.

Tenía 6 años cuando regresamos al pueblo, dejando allí a mi padre y quedando al lado de mi madre  que optó por resignarse renunciando a  sus aspiraciones y comenzar a tejer sueños para sus hijos. No nos educan para vivir la vida que realmente queremos vivir, mi madre cumplía lo que se esperaba de ella y diseñaba el futuro que le hubiera gustado vivir para mí.

Veía pasar los días de forma lenta,  caminaba cabizbaja a la escuela, no había ilusión, el exceso de autoridad convertía el aprendizaje en algo feo.  Un día oigo que el maestro le decía a mi madre “esta niña nunca llegará a ser nadie”.  Sufrí las consecuencias de una educación impositiva  estandarizada, que no vislumbraba un futuro digno para aquellas  personas que no reunían  un capacidad memorística y destreza para asimilar los contenidos establecidos, que no valoraba en absoluto la creatividad y todas esas cualidades que nos permite ir más allá de lo programado.

La letra no entra con sangre, pero el deseo de crecer para  construir,  aportar para uno mismo y para el resto, hace que entre el conocimiento.  

Termine la formación universitaria de Grado en Turismo y Licenciada en Ciencias del Trabajo, desarrollándome profesionalmente en educación. 

Aprobé las oposiciones del Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria  y mi experiencia como docente se ha centrado en Formación Profesional, donde llega precisamente mucho alumnado rebotado, producto de un sistema educativo  que sigue siendo deficiente al no tener en cuenta la individualidad de la persona. Es maravilloso encontrar alumnado en sus puestos de trabajo que te recuerdan con alegría y agradecimiento, haciéndote sentir que has sido un parte importe de de su proyecto de vida. 

Tras varios años de docencia, me propusieron el reto de reconstruir el sindicato ANPE en la provincia de Las Palmas, que representa exclusivamente a docentes de la enseñanza pública. No era una tarea fácil, mi vida tampoco lo había sido, así que aunque carecía de experiencia en esta parcela, asumí la responsabilidad sin temor. En un año logramos representación sindical y a día de hoy es un referente para el colectivo de docentes. Desde el sindicato contribuimos a la mejora de la profesión docente y por ende a la mejora de la calidad educativa. 

Compatibilizar la vida familiar y laboral ha sido una ardua tarea, pues aunque ha habido una amplia evolución de la normativa en la que se empieza a tratar la coeducación, la realidad todavía no ha integrado esté término y ello conlleva a que la mujer entre en una vorágine en el día a día en la que olvida atender sus propias necesidades. Deja de vivir para atender a los demás, lo que evidentemente desemboca un día en un colapso que te puede llevar a que te pierdas para siempre si no  haces un reseteo, lo que implica romper con muchos patrones.   En ese colapso nació mi pasión por el correr, podría escribir un libro sobre este deporte, sobre lo que me ha hecho evolucionar, lo que me ha ayudado a conocer mi cuerpo,  a canalizar emociones, a estar en contacto conmigo misma y autoconocerme … 

Estoy en un momento de mi vida en el que he alcanzado prácticamente casi todas las metas que me he propuesto a nivel profesional y  material. A nivel profesional la gran meta  que queda al equipo de ANPE es pasar de ser el segundo sindicato al primero de la provincia en las próximas elecciones que tendrán lugar en diciembre de 2022. A nivel personal  tengo un plan de entrenamiento para correr con menos sufrimiento, este deporte forma parte de mi filosofía de vida y quiero que me acompañe siempre. El running me hace crecer como persona,  me saca de la zona de confort, me enseña a entender la vida y me ayuda a vivirla con más plenitud. Tengo una libreta llena de reflexiones  de vida que fluyen mientras corro, todavía no sé muy bien que hacer con todo eso, pero  para empezar me he propuesto hacer una labor de recopilación. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here